COMUNIDAD VALENCIANA

Dificultades para alcanzar una solución en la 'guerra del agua' en Castellón

La solución a la denominada guerra del agua, que enfrenta desde hace meses a varios pueblos de la Plana Baixa de Castellón, no parece cercana, a pesar de que en la última reunión negociadora entre los municipios de Burriana y Moncófar se alcanzaron unos principios de acuerdo que, de ser aceptados por ambas localidades, supondrían el fin a varios meses de enfrentamientos y movilizaciones motivados por la falta de agua para el riego en la localidad de Moncófar.Moncófar, población de unos 4.000 habitantes básicamente agrícola, padece desde hace años una paulatina salinización en sus acuíferos, que ha desembocado en la imposibilidad de utilizar los pozos de su término municipal para las tareas agrícolas. El temor de los pueblos vecinos de que esta situación se extienda a sus propios acuíferos ha sido el detonante de la denominada guerra del agua, al negarse poblaciones como Nules y Burriana a que los regantes de Moncófar exploten pozos ubicados en sus términos municipales.

El pasado viernes se celebró en el Gobierno Civil de Castellón una reunión de los municipios afectados en la que se alcanzó un principio de acuerdo, ratificado ya por Moncófar y que está a la espera del visto bueno de Burriana. Esta solución pasaría por la explotación experimental del pozo de La Pedrera para ver si su uso repercute en los acuíferos de la zona.

Burriana, por su parte, no parece dispuesta a aceptar una solución que suponga la puesta en marcha del pozo de La Pedrera. Así se lo hicieron ver a su alcalde, el socialista Juan Sanchordi, más de un centenar de regantes que en la noche del lunes se reunieron en el Ayuntamiento. Para los regantes de Burriana la solución al conflicto debe llegar por la vía judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 10 de diciembre de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50