Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España y Guinea Ecuatorial acuerdan un plan global de cooperación

La comisión mixta hispano-ecuatoguineana, que se reunió el pasado viernes en Malabo, aprobó un plan marco que servirá para regular y coordinar la cooperación entre ambos países, según informó ayer, a su regreso de Guinea Ecuatorial, el secretario de Estado para la Cooperación Internacional, Luis Yáñez. El secretario de Estado subrayó que las decisiones fueron tomadas en una sola jornada de trabajo de la comisión mixta, que se reúne cada dos años y que en ocasiones anteriores ha tardado "de 15 a 20 días" en concluir sus acuerdos.

Luis Yáñez calificó de "éxito importante" la reunión de Malabo, teniendo en cuenta, añadió, "que las relaciones con este país no siempre son fáciles". Por vez primera se ha alcanzado, agregó, un marco de cooperación, después de un año de silencio, con el que se ha tratado de desdramatizar la situación. Las relaciones políticas hispano-ecuatoguineanas son "fluidas", afirmó Yáñez, quien añadió que, durante el último año, el Gobierno español había guardado silencio "porque cada vez que se hablaba era para polemizar". El secretario de Estado para la Cooperación afirmó igualmente que, en el pasado, "incidentes secundarios han alterado las relaciones". "Esto no debe de volver a ocurrir", dijo, "porque esos incidentes eran sólo asuntos aislados".

La situación se asienta

Yáñez valoró de modo optimista la evolución interna de Guinea Ecuatorial, y afirmó que la situación política en este país "se va asentando y se va creando una estructura de Estado" que no existía en la época de Francisco Macías, carencia ésta, dijo, "que dio lugar a cierto desorden" en la cooperación. El presupuesto de cooperación para este año, informó Yáñez, es de 1.500 millones de pesetas, al margen de los créditos blandos de ayuda al desarrollo.Por lo que respecta a los empresarios españoles que trabajan en Guinea Ecuatorial, Luis Yáñez afirmó que ha habido un proceso de decantación, y que, iniciativas empresariales "no serias" producidas en un principio han dado paso a "una gran madurez".

Los empresarios españoles controlan prácticamente la totalidad de la industria maderera y del cultivo del cacao, que, aún hoy, seis años después de que Macías fuera derrocado, sigue siendo sólo la tercera parte del que existía antes de la independencia. Los españoles son también, dijo Yáñez, los productores de la mayor parte de los alimentos del país.

Refiriéndose a la situación política interna de Guinea Ecuatorial, Luis Yáñez destacó cómo ese país es uno de los tres países africanos que Anmesty International considera en su último informe como los más respetuosos con los derechos humanos. El secretario de Estado relacionó este hecho con la cooperación en materia de seguridad, por la cual la Policía guineana está siendo formada por policías españoles.

"En Guinea hay un amplio marco de libertades, aunque no exista una democracia formal", dijo Yáñez, al anunciar que se pondrá en práctica un plan para la reinserción de los exiliados de ese país que aún viven en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de noviembre de 1985

Más información

  • Yáñez califica de "fluidas" las relaciones entre ambos países