Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jordania mantiene en pie su acuerdo con la OLP, pese a las diferencias con Arafat

Jordania dio ayer las primeras indicaciones de que, a pesar de los reveses sufridos este mes por la causa Palestina, no tiene la intención de renunciar al acuerdo, tendente a promover una negociación de paz, firmado con la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) el pasado febrero.En su primer comentario desde que el pasado lunes Yasir Arafat, líder de la OLP, llegó a Amman, para tratar de recomponer sus relaciones con Jordania, la agencia oficial jordana, Petra, afirmó ayer que él líder palestino y el primer ministro del reino, Zeid Rifai, habían discutido Ia manera de coordinar su acción conjunta y de superar los obstáculos que pueden impedir su desarrollo".

Aunque, a diferencia de los palestinos, Petra no utiliza la palabra fraternales a la hora de describir las conversaciones mantenidas por Arafat, que califica de "francas y claras", la agencia asegura, no obstante, que ambas partes se mostraron "determinadas a preservar el espíritu del acuerdo entre Jordania y la OLP", que ofrece la paz a Israel a cambio de su retirada de los territorios ocupados de CisJordania y Gaza, que se confederarían con el reino hachemí.

Arafat abandonó en la tarde de ayer Amman, sin entrevistarse una segunda vez con el monarca, y prosiguió viaje a Arabia Saudi, Egipto y probablemente Irak, antes de reunir al Comité Ejecutivo de la OLP, que preside, para examinar el contenido de su última conversación con Hussein, en la que, al parecer, el rey atribuyó a la central palestina el fracaso del encuentro en Londres de una delegación jordano-palestina con el secretanio del Foreign Office, Geoffrey Howe.

El soberano está también disgustado por la participación de milicianos de la organización en atentados terroristas, como el triple asesinato de israelíes en Larnaca y el secuestro del trasatlántico italiano Achille Lauro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de octubre de 1985