Un alemán occidental recibe el Premio Nobel de Física, y dos norteamericanos, el de Química

RICARDO MORENOUn físico de la República Federal de Alemania, Klaus von Kiltzing, de 42 años, obtuvo ayer el Premio Nobel de Física por su contribución al conocimiento del efecto Hall cuántico. Dos investigadores norteamericanos, Jerome Karle y Herbert A. Hauptman, de 67 y 68 años, respectivamente, obtuvieron el mismo galardón en Química por sus trabajos "decisivos para la elaboración de métodos directos que permiten determinar la estructura de los cristales" según señala la Academia de Ciencias sueca.

Más información
Cristales y probabilidades
Decisivo para los semiconductores

El premio de Física a Von Klitzing se adjudica por su contribución al conocimiento del efecto Hall cuán tico, nombre derivado del físico norteamericano Edwin Herbert Hall, descubridor de dicho fenómeno hace más de 100 años, y que consiste en una desviación de las líneas de corriente en una placa metálica muy fina cuando se coloca en un campo magnético perpendicular a su plano. El efecto deja de observarse a partir de cierto espesor de la placa metálica.En razón de su expresa precisión, el efecto Hall cuántico puede ser utilizado como norma para la resistencia eléctrica. Ofrece una nueva posibilidad de medir la constante natural de dicha resistencia, en la que desempeña un papel muy importante, particularmente en la física atómica. Estas dos posibilidades de la técnica de las medidas han sido estudiadas en laboratorios del mundo entero a partir de los trabajos del investigador alemán.

Importancia

La elaboración de los métodos de determinación de la estructura de los cristales, campo en el que trabajan los galardonados con el Premio Nobel de Química, tiene una gran importancia para la investigación química, particularmente en dos dominios como son, por una parte, el relacionado con la función molecular en un contexto biológico, y por otra, en el mecanismo de las reacciones y la dinámica química.

Klaus von Klitzing recibirá 1.800.000 coronas (más de 36 millones de pesetas) como premio, y Hauptman y Karle compartirán dicha suma entre ambos.

Cuando se dio a conocer la concesión de los premios Nobel de Física y Química, informa la agencia France Presse, Jerome Karle se encontraba en un avión cruzando el Atlántico. Karle había partido de la ciudad alemana occidental de Múnich y era esperado por periodistas y amigos en Washington.

Por su parte, Hauptman se encontraba en su casa de Buffalo (Nueva York), y supo de la noticia mientras nadaba unos largos en la piscina de su casa. Hauptman se mostró muy sorprendido por la concesión del premio en sus primeras declaraciones a los periodistas, poco después de llegar a la Fundación Médica de Buffalo, donde trabaja.

El premio Nobel de Física Von Klitzing, que estaba en su lugar de trabajo, el Instituto Max Planck -de Stuttgart, exclamó: "Es fantástico", cuando le comunicaron la esperada noticia, y manifestó su asombro por haber recibido el premio en solitario.

Von Klitzing afirmó no tener nada en contra de la fase de investigación básica de la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI), más conocida como guerra de las galaxias, pero señaló que ese tipo de investigación debe estar abierto a todos los países del mundo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS