Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expulsado de UGT de Granada un senador que votó a favor de la reforma de las pensiones

Juan Cuenca, senador socialista, y secretario de formación de UGT de Granada, ha sido expulsado de la ejecutiva del sindicato por haber dado su aprobación a la ley de pensiones, contraviniendo los criterios de la central socialista. La decisión fue adoptada en el comité provincial de la UGT de Granada, que aprobó un voto de censura contra el senador socialista "por contravenir gravemente las resoluciones del comité confederal y del provincial del pasado mes de abril, en las que se valoraba negativamente la ley de pensiones", según un comunicado del pleno provincial celebrado el sábado.

MÁS INFORMACIÓN

La moción fue aprobada por 25 votos a favor, cuatro en contra y dos abstenciones. El documento fue firmado por los secretarios generales de todas las uniones comarcales y por los secretarios de siete de las ocho federaciones que hay en UGT de Granada. La excepción fue la federación de Comercio, cuyo responsable es Antonio Megías. En el escrito se afirma que Juan Cuenca "ha denunciado a compañeros ugetistas en diferentes ocasiones y en otras instancias ajenas al sindicato por pegar carteles de la organización contra la ley de pensiones y por asistir a manifestaciones en contra de dicha ley". También se censura a Juan Cuenca la defensa de esta ley en los medios de comunicación.Según la resolución del comité provincial, los miembros de UGT "deben respeto y obediencia a las resoluciones" y la defensa de la clase trabajadora "es obligación de los ugetistas, y Juan Cuenca ha realizado imprudentes declaraciones y actuaciones lesivas" para la imagen del sindicato. El propio comité también tuvo duras críticas contra la gestión del secretario de Acción Reivindicativa, Serafín Sola, que dimitió de su cargo en solidaridad con el senador por Granada.

Camino equivocado

El pleno, que le acusó de abandono de obligaciones que debieron ser asumidas por el resto de la ejecutiva, dictaminó la anómala gestión de Serafín Sola a través de una votación cuyo resultado fue de 22 votos en contra de su actuación, cuatro abstenciones y ninguno a favor.Por su parte, Juan Cuenca manifestó que seguirá tomando posturas dentro de UGT, "pues creo que esta organización está siguiendo en Granada un camino equivocado". El senador socialista dijo que esperaba esta resolución del comité provincial pues, desde hace varios meses, había empezado una campaña de recogida de firmas contra él. "No entiendo que hayan trasladado el enjuiciamiento de mi actuación como senador a un órgano que no me ha elegido".

Juan Cuenca añadió que "muchos de mis compañeros que han votado contra mí tienen cargos orgánicos dentro del partido que ha elaborado la ley de reforma de la Seguridad Social y, por tanto, son gente que tendría que estar defendiéndome".

También resaltó que es el primer caso que se ha dado en España "y lo que parece, tras esta actuación, es que ningún compañero de UGT podrá ostentar un cargo en el Senado. Lo único que han hecho es coartar el debate político, concretando las represalias en personas significativas como yo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de octubre de 1985

Más información

  • El comité provincial entiende que los militantes deben obediencia al sindicato