Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

Alberto Moravia prepara en Italia un homenaje a Pasolini

Alberto Moravia y Pier Paolo Pasolini, al que Roma se apresta a rendir un homenaje 10 años después de su asesinato, el 2 de noviembre de 1975, tuvieron una relación muy estrecho. En 1973 ambos compraron juntos una gran villa a la orilla del mar, en Sabaudia, a 100 kilómetros al sur de Roma. Pasolini pasó sólo dos veranos allí. El autor de El desprecio, que tiene ahora 78 años, afirma que Pasolini es el poeta italiano más importante de la segunda mitad de este siglo, y se prepara para organizar un gran homenaje.

Pregunta. Usted es presidente de la Asociación Pier Paolo Pasolini, que va a rendirle homenaje con una manifestación múltiple titulada Vida futura. En ella se va a recorrer -con la ayuda de películas, obras de teatro, lectura de poemas y exposición de diseños del autor- el itinerario de Pasolini. ¿Cuál es el objetivo de este homenaje?Respuesta. Pasolini es, entre todos los escritores contemporáneos italianos, el único que no ha sido todavía situado y definido. Por otro lado, su personalidad tiene algo de inacabado, de estar en evolución, que se presta maravillosamente a una celebración. Todo esto permite y justifica una obra de vulgarización y de propaganda. Para mí es el poeta italiano más importante de la segunda mitad de este siglo.

P. ¿Quiénes son los herederos de Pasolini?

R. No los hay. Él es su propio heredero. Con su muerte hay toda una parte de la sociedad italiana que ha desaparecido súbitamente y que no se ha renovado. Pasolini está todavía en trance de evolución. Es una experiencia que no ha terminado.

P. Pasolini atacó violentamente a la democracia cristiana. Poco antes de su muerte llegó a pedir un procesamiento a sus dirigentes. Tres años más tarde, las Brigadas Rojas jugaron a asesinar a Aldo Moro. ¿En. qué campo se situará a Pasolini?

R. Era un hombre contradictorio con una gran capacidad dialéctica. Él estaba a la vez contra la democracia cristiana y católica. Pero tenía una mentalidad cristiana. No era un marxista científico, era un marxista cristiano. En todo caso., él estaba contra el terrorismo. Curiosamente, Pasolini no fue un revolucionario. Anticonformista, pero no revolucionario. Los artistas rara vez son revolucionarios. El arte es por esencia conservador.

P. Algunos piensan en Italia que las circunstancias de la muerte de Pasolini no fueron. jamás debidamente esclarecidas, y se especuló acerca de tina muerte por mandato.

R. Yo no creo en la tesis de un crimen político ni en la historia de un crimen de grupo. Pasolini decía: "Yo arriesgo mi vida todos los días". Frecuentaba a muchachos muy peligrosos. Ellos eran lo único que amaba.

P. Murió a los 53 años. ¿Cuáles eran sus proyectos?

R. Tenía muchos. Quería hacer una película en Estados Unidos sobre san Pablo. También estaba escribiendo una novela, ya tenía 600 páginas. Una especie de Los poseídos, de Dostoievski, ala italiana, en la que habla por primera vez de su relación con los hombres. Aquellos son los más bellos capítulos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de septiembre de 1985