Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los farmacéuticos anuncian otra huelga 'a la japonesa' en el mes de septiembre

Los farmacéuticos llevarán a cabo otra huelga a la Japonesa en septiembre -no antes del día 9- en respuesta a las medidas tomadas por la Administración que reducen el beneficio comercial de las farmacias sobre los medicamentos, según declaró ayer Ernesto Marco Cañizares, presidente del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos. Durante una conferencia de prensa también indicó que solicitarán la intervención del Defensor del Pueblo para que medie en este conflicto, que consideran una represalia del ministerio.

Marco Cañizares afirmó que con la huelga intentan protestar enérgicamente por la adopción de una medida "de clara represalia" por parte del Ministerio de Sanidad, puesto que, en su opinión, "no responde en absoluto al principio de solidaridad invocado por el ministerio, ya que a ningún otro sector más que a los farmacéuticos se le han disminuido los honorarios profesionales". Asimismo, denunció una clara intencionalidad de estatalizar la farmacia por medios directos o indirectos, lo que supondría un grave deterioro del servicio que se presta".El margen de beneficio de las farmacias se reducirá del 30% que perciben actualmente a un 28,2%, lo que para el consumidor supondrá una reducción lineal en los productos de un 2,5%, según Marco Cañizares. La huelga a la japonesa consiste en trabajar más horas de las habituales. El pasado día 11 de julio los farmacéuticos realizaron una huelga de este tipo en protesta por algunos aspectos del borrador del anteproyecto de ley del medicamento.

Los farmacéuticos han solicitado una reunión con el ministro de Sanidad y su equipo para poder debatir públicamente: la ley del medicamento proyectada y los datos económicos que ha manejado el ministerio para tomar las medidas adoptadas, sobre los que difieren sustancialmente los farmacéuticos.

Por otra parte, Marco Cañizares declaró que el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos ha pedido la destitución del director general de Farmacia, Félix Lobo, como presidente del patronato farmacéutico nacional, "cargo para el que se autonombró, ya que es preceptivo que sea farmacéutico". Marco Cañizares añadió que "es inusual que el ministerio utilice el mes de agosto para tomar medidas contra una corporación, lo que denota debilidad política".

Según anunció, los farmacéuticos solicitarán al ministro de Sanidad información pública sobre "el incumplimiento de las recomendaciones de la Junta Superior de Precios en cuanto al establecimiento de diálogo con la corporación".

Un representante del Ministerio de Sanidad ha declarado que no piensan dar ninguna respuesta sobre el tema porque "todo lo que la Administración tenía que decir lo manifestó en la conferencia de prensa celebrada el pasado día 16".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de agosto de 1985