El Ayuntamiento de Barcelona debe 91.392 millones de pesetas, según Convergència

Las deudas del Ayuntamiento de Barcelona alcanzan los 91.392 millones de pesetas, según asegura Antoni Comas, portavoz municipal de Convergéncia i Unió, en un informe remitido al alcalde socialista, Pasqual Maragall. De esta manera, CiU sale al paso de las declaraciones del responsable del área de Hacienda, Joaquim de Nadal, que a primeros de mes valoró públicamente la deuda municipal en 57.655 millones de pesetas. Comas acompaña esta documentación con una pregunta sobre la situación económica del Ayuntamiento, en la que pide "que se señalen los motivos por los que se da una información no verídica a los medios de comunicación".Comas pretende con dicho informe desmentir las recientes afirmaciones de De Nadal en las que aseguraba que el endeudamiento municipal ascendía a 57.655 millones de pesetas. El portavoz de CiU asegura que el déficit es muy superior, y, para desmostrarlo, aporta una serie de documentos.

Entre éstos se encuentra el Resumen de la Cuenta de Pasivo de 1984, elaborado por el Negociado de Deuda del Servicio de Intervención Municipal, con fecha 13 de enero de 1985, y en el que se apuntan como principales cargas del consistorio las contraídas con el Banco de Crédito Local (4.510 millones de pesetas), la emisión de la deuda municipal (33.175 millones), el crédito de inversiones (16.555 millones) y los presupuestos de inversiones de 1984, subdivididos en los 2.000 millones del Banco de Crédito Local y los 4.000 millones de deuda municipal.

A estas deudas, según Antoni Comas, deben añadirse otras operaciones de crédito del presupuesto de inversiones para 1985, por un montante de 7.865 millones de pesetas, y una deuda circulante a corto plazo, que el 1 de agosto de 1985 se elevaba a 12.000 millones de pesetas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS