Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA

Lanzada con éxito la sonda espacial europea 'Giotto', al encuentro del cometa Halley

La sonda espacial no tripulada Giotto, construida por la Agencia Espacial Europea (AEE), fue lanzada ayer con éxito desde la base de Kourou (Guyana Francesa) por medio de un cohete Ariane. El Giotto tiene como misión efectuar diversas mediciones en la atmósfera del cometa Halley, entre las que figura la determinación de su composición química, así como fotografiar su núcleo. El lanzamiento se produjo a las 8.18, hora local (13.18, hora peninsular), en medio de un fuerte aguacero, que casi impedía la visión desde el puesto de observación exterior Agata, y con cinco minutos de retraso.

Además de la puesta en órbita del Giotto se ha realizado también con éxito por primera vez en un lanzamiento del Ariane un experimento secundario de recuperación en el mar de la primera fase del cohete. Este experimento tiene por objetivo la evaluación de la fiabilidad técnica y de la posible rentabilidad de la operación en futuros lanzamientos.El despegue se produjo con cinco minutos de retraso sobre el horario previsto, debido a una avería en el equipo de salvamento, encargado de velar por la seguridad de los habitantes de Kourou. La cuenta atrás se detuvo cuando faltaban seis minutos para el lanzamiento, pero después de cinco minutos de incertidumbre, el período de descue to se reanudó y el resto de las operaciones se desarrolló de acuerdo con lo previsto por la Agencia Espacial Europea.

En el momento del lanzamiento se produjo un potente estampido seguido de una gran nube de polvo. Después de 10 segundos de subida vertical, el cohetevaba recorridos ocho kilómetros superó la barrera del sonido.

Separación del Ariane

A los 15 minutos del larizamiento, la sonda se separó del Ariane, fase que fue acogida con satisfacción y júbilo por el personal del centro espacial de Guyana. La separación se produjo a unos 220 kilómetros de altura, aunque, en ese momento, la trayectoria del Ariane era descendente. Curiosamente, el Ariane alcanzó su altura máxima a los ocho minutos de haber sido lanzado a unos 400 kilómetros de altitud sobre la superficie terrestre. Posteriormente, el aparato descendió para alcanzar los parámetros necesarios para colocar al Giotto en una órbita de transferencia geoestacionaria, de la que escapará la sonda para llegar dentro de casi nueve meses al encuentro del cometa Halley. El Giotto es un satélite de forma cilíndrica que pesa 960 kilos y tiene unas dimensiones de 1,84 metros de diámetro y una altura de 1,60 metros. Su encuentro con el cometa Halley está previsto para marzo de 1986. Entre las misiones más importantes que debe realizar figura la de detectar el núcleo del cometa, ya que esa parte es desconocida para los científicos y no ha podido ser observada desde la tierra. Una cámara tomará fotografias en color del núcleo a una velocidad de una cada cuatro segundos. Se desconoce si va a ser posible una buena visión del núcleo debido a que la densidad de las partículas de polvo pueden llegar a hacer que sea opaco. El Giotto lleva también tres espectrógrafos de masas para determinar la composición química y los isótopos de los componentes neutros del Halley. A través de los datos que transmita se podrán analizar los procesos fisicos y químicos que se desarrollan en la atmósfera del cometa. Al Giotto se ha incorporado detectores de impactos destinados a medir el espectro de las partículas de polvo. Igualmente, una sonda óptica determinará la distribución de las partículas y las diferentes emisiones de gas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de julio de 1985