Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales

Ramón Carande, galardonado por su contribución a "Ias bases historiográficas de la ciencia económica contemporánea"

, El historiador y economista Ramón Carande, nacido hace 98 años en Palencia y afincado desde 1918 en Sevilla, fue galardonado ayer con el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales "por ser universitario ejemplar, de singular espíritu humanista y plena entrega a la investigación rigurosa". En el acta del fallo del jurado, que adoptó su decisión por unanimidad, se destaca también su importante contribución para "sentar las bases historiográficas de la ciencia económica contemporánea".

El jurado que le concedió el galardón, presidido por Antonio Fernández Gil e integrado por otras 10 personas, señala entre los méritos de Ramón Carande el haber realizado "un extraordinario esfuerzo en el estudio de la dimensión histórica de la economía, mediante la utilización de nuevos sistemas de análisis proyectados sobre las fuentes documentales originarias, con lo que consigue mostrar por primera vez, de modo sistemático, la compleja realidad de la economía y la hacienda en la época de los Reyes Católicos y Carlos I, de tanta significación para España e Iberoamérica, contribuyendo así decisivamente a sentar la bases historiográficas de la ciencia económica contemporánea".La candidatura de Ramón Carande, que ya había sido finalista en la edición del pasado año, fue presentada conjuntamente por Joaquín Ruiz-Giménez, defensor del pueblo, y por César Albiñana, director del Instituto de Estudios Fiscales del Ministerio de Economía y Hacienda.

El jurado, tras las reuniones celebradas el jueves en Oviedo, acordó ayer otorgar el galardón de este año -dotado con dos millones de pesetas y la reproducción de una escultura de Joan Miró- por unanimidad, después de eliminar en el transcurso de las deliberaciones a una serie de candidatos que contaron con considerables apoyos hasta el momento de la decisión definitiva.

Varios finalistas

Entre estos finalistas, seleccionados de un total de 49 candidatos presentados, figuraban el presidente del Tribunal Constitucional, Manuel García Pelayo; el catedrático de Derecho Romano Juan Iglesias Santos; el historiador José Antonio Maravall; el economista Luis Ángel Rojo; el alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván; el sociólogo Juan Linz; el rector de la universidad de Brasil, Cándido Méndez, y el historiador Juan Marichal.

El fallo se hizo público en Oviedo a las 13.00 de ayer, aunque Ramón Carande, que se encontraba en la casa que tiene en la localidad pacense de. Almendral, no pudo ser localizado hasta casi media hora más tarde, a través del cuartelillo de la Guardia Civil de este pueblo de Badajoz.

Según Joaquín Ruiz-Giménez, que ya había defendido el pasado año la candidatura de Ramón Carande, "no resultó nada fácil la elección, porque todos los seleccionados eran grandes figuras en sus respectivos campos. Sin embargo, logramos la unanimidad de criterios tras una serie de votaciones y valoraciones", añadió el defensor del pueblo, "porque todos estábamos convencidos de la calidad humana y profesional de don Ramón, lo que no quiere decir, insisto, que los demás no lo hubieran merecido también. El único problema, en este caso, es que no había más que un solo premio".

Hijos espirituales

Ruiz-Giménez aseguró también ayer en Oviedo, minutos después de hacerse público el fallo, que "todos nos sentimos hijos espirituales de Ramón Carande en materia de Historia de la Economía". El actual defensor del pueblo, que accedió a su primera cátedra de Filosofía del Derecho de la universidad de Sevilla en 1946, coincidió aquel año con Ramón Carande en la facultad de Derecho de la ciudad hispalense. "En cuanto llegué allí y lo conocí capté su gran humanidad, que creo que constituye su característica básica más importante, aparte de la de gran investigador y profesor", señaló Ruiz-Giménez, quien definió ayer al autor de Carlos V y sus banqueros como "persona profundamente humana y sencilla: don Ramón es un hombre que se ganó siempre la simpatía de sus compañeros y alumnos".

El jurado que concedió esta quinta edición del Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales estuvo integrado por el presidente del Congreso de los Diputados, Gregorio Peces-Barba; el presidente del Consejo de Estado, Antonio Hernández Gil; el defensor del pueblo, Joaquín Ruiz-Giménez; el gobernador del Banco de España, Mariano Rubio; los ex ministros Pío Cabanillas, Landelino Lavilla y Ramón Serrano Sufier; el sociólogo Salvador Giner y los catedráticos Álvaro Cuervo, Jordi Solé Tura y Rodrigo Uría.

En años anteriores el galardón fue otorgado al economista Román Perpiñá (1981), al historiador Antonio Domínguez Ortiz (1982), al antropólogo Julio Caro Baroja (1983) y al jurista Eduardo García de Enterría (1984).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de junio de 1985