Londres, contra Papandreu.

El Ministerio de Asuntos Exteriores británico convocó ayer al embajador griego en Londres, Nikos Kiriazides, para manifestarle su disgusto por unas declaraciones realizadas por el primer ministro heleno, Andreas Papandreu, según las cuales el Reino Unido es un Estado autoritario, policiaco y represivo. Fuentes diplomáticas en la capital británica consideran que estas manifestaciones eran más inconvenientes en la medida en que procedían de un aliado del Reino Unido en la CEE y en la OTAN.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de junio de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50