Honduras denuncia un bombardeo del Ejército sandinista

Honduras acusó ayer al Ejércicito nicaragüense de haber efectuado un ataque de artillería contra el puesto militar de Arenales, situado a unos dos kilómetros de la frontera con Nicaragua, en el que un soldado hondureño resultó muerto y otros cuatro heridos.Este incidente coincide con la denuncia realizada el viernes por Honduras ante el Consejo de Seguridad de la ONU de que Nicaragua está concentrando fuerzas militares en la frontera entre ambos país. Honduras acusó al Gobierno sandinista, durante el debate sobre las medidas de embargo adoptadas por EE UU contra Nicaragua, de ser el principal responsable de la crisis centroamericana.

El Gobierno hondureño decidió, tras el anuncio de la incursión nicaragüense, declarar -zona de urgencia militar" un sector de aproximadamente 60 kilómetros a lo largo de la frontera con Nicaragua.

El alto mando militar de Tegucigalpa ha ordenado a una brigada de infantería que desarrolle "operaciones defensivas especiales para evitar incursiones o acciones militares en el interior del territorio hondureño" y, restablecer la "normalidad y la seguridad" en la zona.

Según afirmaron habitantes de Arenales, la mayoría de la población Inició la fuga de dicha localidad el pasado sábado debido al incremento de las incursiones del Ejército nicaragüense, que, según los campesinos hondureños, se deben a la existencia de campos de guerrilleros antisandinistas al sur de Honduras.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS