España y Hungría firman un amplio acuerdo de extradición

ENVIADO ESPECIALEspaña y Hungría firmaron ayer un acuerdo de extradición que incluye a los implicados en delitos de terrorismo. Es éste el primer acuerdo de este tipo que España firma con un país miembro del Pacto de Varsovia. Asistió al acto el vicepresidente del Gobierno español, Alfonso Guerra, que hoy dará por finalizada su visita oficial de tres días a Budapest.

Guerra se entrevistó ayer con el primer ministro húngaro, Gyorgy Lazar, y con el ministro de Asuntos Exteriores, Peter Varkonyi. También acudió a un encuentro con la pequeña colonia española en Hungría, algunos miembros de la cual son antiguos refugiados de la guerra civil española.

En conferencia de prensa, el vicepresidente español pasó ayer revista a los temas tratados durante su visita, tanto de las relaciones bilaterales como de la situación política internacional. Guerra manifestó que a pesar de las evidentes diferencias entre los sistemas políticos vigentes en España y Hungría, y "sin renunciar cada uno a la Europa a la que pertenece", había podido constatar coincidencias de apreciación en diversas cuestiones de la política internacional. También lógicamente diferencias. Destacó que estuvo de acuerdo con sus interlocutores en la condena al embargo norteamericano contra Nicaragua y en la evaluación de las consecuencias negativas que para la paciflcación de Centroarnérica puede tener la decisión de Washington. Sin embargo, Guerra recordó. la enérgica condena del Gobierno español a la intervención soviética en Afganistán.

Respecto a las relaciones bilaterales se buscaron fórmulas de intensificación del comercio entre ambos países y de las relaciones turísticas y culturales. En el aspecto económico destaca la intervención del vicepresidente para la concesión a la compañía española Conayr de un contrato, de 12 millones de dólares con destino a una planta de pintura de autobuses Ikarus. También se estudió la posible cooperación de Ikarus con la compañía española Pegaso en terceros mercados.

La 'idea europea'

La visita del vicepresidente español a Hungría se ha caracterizado por sus intervenciones a favor de un reforzamiento de la idea europea y del estrechamiento de relaciones entre los países de ambos bloques en el viejo continente. En su brindis en la cena de gala ofrecida el jueves por el viceprimer ministro Joszef Marjai, Guerra destacó que la concepción europea está más arraigada en los pueblos que la actual división de bloques. Ninguna de las dos Europas puede vivir de espaldas a la otra, ya que forman un todo sellado por la historia. El papel de los países medianos y pequeños en el acercamiento entre ambos bloques político-militares y en la búsqueda de puntos de convergencia para las dos superpotencias fue destacado tanto por Guerra comopor sus interlocutores durante su estancia en Budapest.La celebración en octubre próximo del foro cultural de la Conferencía de Seguridad y Cooperación Europeas (CSCE) en Budapest será una oportunidad, según Guerra, para fortalecer los vínculos necesarios para este fin. No obstante, Guerra calificó como principal obstáculo para este acercamiento la existencia de la Alemania dividida. "De este hecho surgen las diferencias entre los países de ambos bloques". El vicepresidente elogió en la conferencia de prensa la política de liberalización y occidentalización del sistema húngaro.

Antes de iniciar hoy su regreso a Madrid, el vicepresidente inaugurará una exposición de pintura española contemporánea, con obras de Salvador Dalí, Joan Miró, Antoni Tàpies, Quejido, Saura, y otros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 10 de mayo de 1985.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50