Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALBANIA, DE LUTO

Visceral y jacobino

Enver Hoxha nació el 16 de octubre de 1908 en el seno de una familia de la burguesía media de Gjirokastra, bella ciudad declarada hoy museo. Estudió en el colegio local antes de empezar el bachillerato en el liceo francés de Korca. Visceral y jacobino de formación, siempre le gustaron los clásicos franceses.El rey Zog le concedió una beca para estudiar en la universidad francesa de Montpellier, en 1931. Sus artículos publicados en la prensa izquierdista francesa llegarían a los ojos y oídos díplomáticos del rey. Por ello, Hoxha perdió la beca. Amigos liberales le consiguieron un puesto de administrativo en la Embajada albanesa en Bélgica, donde cursó estudios de Derecho.

Perdió también este trabajo y regresó a la Korca de su juventud, en 1936, como profesor de francés. Cuando Mussolini entró en Albania, Hoxha logró escapar a la pena de muerte. Abrió un estanco en Tirana y en la trastienda fundó, en 1941, el grupo comunista albanés que se impondría a las demás fracciones del partido.

Tomó el poder en 1945, tras dirigir la resistencia contra italianos y alemanes. En 1948, conoció el ultraje de Koci Holxhe, que en el Buró Político trataró a Hohxa de pequeño burgués. Koci Holxhe era un poderoso líder obrero de la fracción proyugoslava. Cuando Yugoslavia rompió con Stalin aquel mismo año, Hohxa aniquiló a los partidarios de Koci Holxhe y sacó de las sombras a su lugarteniente, Mehmet Shehu, profundo antiyugoslavo y oficial del ejército republicano español, al haber combatido en las brigadas internacionales durante la guerra civil. Hoxha y Shehu fueron inseparables políticamente hasta 198 1, año en que el primero acusó al segundo de ser triple espía, al servicio de la UDB yugoslava, del KGB soviético y de la CIA estadounidense.

En 1960 eliminó a la fracción prosoviética tras romper con Nikita Jruschov y, en 1974, a sus reminiscencias, con el ministro de Defensa, Beqir Balluko, en cabeza de los fusilados. Hoxha sobrevivió doce años a su primer infarto y uno a su primer derrame cerebral, tras haber padecido diabetes 40 años. Tiene un hijo y una hija, Pranvera, que trabaja de ingeniera en una fábrica que lleva el nombre de su padre. Su esposa, Nexhnije, es alta funcionaria del partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de abril de 1985