Exteriores considera una "zancadilla política" el caso de la evasión de capitales

La forma en que se ha conocido la implicación de cerca de una treintena de diplomáticos españoles en el escándalo de evasión de capitales hace creer que éste ha podido ser una "zancadilla política" según han reconocido en privado altos cargos del Ministerio español de Asuntos Exteriores. La contradicción entre las declaraciones efectuadas por el ministro de Economía y Hacienda, Miguel Boyer, y el ministro de Asuntos Exteriores, Fernando Morán, transparentan un conflicto entre ambos ministros, cuya existencia venían comprobando observadores políticos durante los últimos meses.Mientras Boyer declaraba el martes que el caso Palazón "es posiblemente el más importante de los descubiertos en España", Morán ha dicho que "todo se ha desorbitado". El ministro de Economía y Hacienda, preguntado sobre la cuestión, se abstuvo de hacer comentario alguno. Por su parte, el presidente del Gobierno, Felipe González, manifestó ayer en público, en una conferencia de prensa, su apoyo hacia la carrera diplomática, a la que calificó de "excelente".

Ayer tarde, el ministro de Asuntos Exteriores, Fernando Morán, presidió una reunión de la junta de la carrera diplomática, en la que están representados altos cargos del ministerio y diplomáticos elegidos democráticamente entre las diferentes categorías.Morán les informó de las repercusiones que el escándalo Palazón ha tenido entre los diplomáticos, y la junta decidió enviar una carta a Felipe González, a través del ministro, en la que agradecen las declaraciones de apoyo a la carrera que hizo ayer el presidente del Gobierno, y reiteran sus deseos de que se aclare por completo la situación. Morán -que estaba en Ginebra asistiendo a las conversaciones hispano-británicas sobre Gibraltar- tuvo las primeras noticias sobre el caso Palazón el martes por la tarde, a través de un periodista. Asimismo, ayer prestaron declaración ante la Brigada de Delitos Monetarios el diplomático Antonio Poch, catedrático de Derecho Internacional en excedencia, María Docarmo y los hermanos Javier y Rafael Casanueva, según informaron fuentes del Ministerio del Interior. Las citadas fuentes añadieron que la lista inicial de supuestos implicados en la evasión de capitales a Suiza está compuesta por 42 personas. Entre los nuevos nombres conocidos de presuntos implicados se encuentran el diplomático Raimundo Pérez-Hernández Moreno, delegado de España en los organismos internacionales de Ginebra, y Domingo de Silos,joven diplomático que actualmente ocupa el cargo de primer secretario de la Embajada de España en la Santa Sede. Asimismo, ha sido llamado a declarar por la Brigada de Delitos Monetarios, como presunto implicado en el caso, Tristán La Rosa, delegado de RTVE en Cataluña. Hasta hace poco ocupaba el cargo de director general de Relaciones Exteriores de RTVE y realizaba frecuentes viajes al extranjero. Tristán La Rosa declaró a EL PAIS que usó cuentas en el extranjero por su trabajo profesional como corresponsal deprensa, pero nunca evadió pesetas de España.

Fuentes del Ministerio del Interior añadieron que, una vez iniciadas las investigaciones policiales para averiguar este caso de evasión de capitales, se "sorprendieron" de la identidad de algunas personas que aparecían presuntamente implicadas en el caso. La lista inicial de 42 personas puede irse ampliando a medida que avancen las investigaciones.

Ninguno de los presuntos implicados que tenían que acudir ayer al juzgado compareció a prestar declaración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de febrero de 1985.