Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Encuentro sorpresa en Palma de Mallorca

La casa de un banquero, escenano de la 'cumbre'

Palma de Mallorca

La casa mallorquina en la que se celebró el encuentro entre Bruno Kreisky, Muammar el Gaddafi y Felipe González, pertenece al presidente del Banco de Crédito Balear, Miguel Nigorra. Está situada en el pequeño pueblo costero turístico de Santa Ponga, 20 kilómetros al oeste de Palma.Es una típica posessió (finca) compuesta por la vivienda y un terreno circundante, con todas las dependencias características de una casa de campo.

Una gran torre de piedra, junto a la que se abre un arco de acceso al patio interior, y una escalera también de piedra hacia el piso superior fueron las etapas. obligadas del itinerario que siguieron Muamar el Gadafi, Bruno Kreisky y más tarde, Felipe González, a su llegada, y las únicas visibles desde los jardines de entrada al edificio junto a la carretera.

El anfitrión, Miguel Nigorra, es a su vez presidente de la entidad bancaria en la que el vicecánsul de Estados Unidos en Palma, Bartolomé Bestard, ejerce funciones de relaciones públicas.

Bestard, además de amigo personal de Nigorra, lo es también de Kreisky, y cuando el político, austríaco visita Mallorca frecuenta la compañía de ambos. La casa del vicecánsul fue desechada a última hora del martes como sede de la cumbre. En un principio se había pensado también en el chalé que Bruno Kreisky poseé en Blanes, zona residencial situada a ocho kilómetros de Palma, pero las obras que se realizan actualmente en la casa lo impidieron.

Entre las experiencias que acumulan juntos Nigorra, Kreisky y Bestard está la de un accidente, cuando viajaban en el Mercedes del banquero, en marzo de 1982. El vehículo chocó con otro coche tras saltarse un ceda el paso, tras almorzar en la casa de Nigorra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de diciembre de 1984

Más información

  • Nigorra es amigo del vicecónsul de EE UU en Palma y del ex canciller austriaco