Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Dos conciertos de Petrassi coinciden en el mismo día

Cuando Alfredo Casella dirige en el Festival de la SIMC de 1933, celebrado en Amsterdam, la Partita, de Goffredo Petrassi, el compositor romano da el primer paso firme de una carrera sólida como pocas, ya que no precoz. Había sido formado en el conservatorio de Santa Cecilia, donde obtendría la cátedra de Composición en 1939, cuando ejercía la dirección del teatro La Fenice, de Venecia. Después sería profesor de Composición en Salzburgo, Tanglewood, Siena y Budapest; presidente de la SIMC; titular de la cátedra de Perfeccionamiento en la Composición de la academia de Santa Cecilia, de Roma (1960-1978); Premio Antonio Faltrinelli; laureado honoris causa por la universidad de Bolonia, y miembro de las Academias de Artes de Berlín, Bélgica, Nueva York, Boston, Buenos Aires, Múnich y Madrid.

Duplicidad de programas

Madrid no ha regateado voluntades de homenajear a Goffredo Petrassi en este 1984 en que cumple el maestro sus 80 años. Programado por duplicado por la Orquesta Nacional, dos organizaciones de conciertos tan significados como los Lunes musicales de Radio Nacional y el Centro para la Difusión de la Música Contemporánea coincidieron en planear sendos conciertos monográficos en homenaje a Petrassi.

La falta de una entidad en el vértice de la pirámide, ya gigantesca, que es la actividad musical de Madrid produce todas las temporadas inoportunas, cuando no absurdas, coincidencias programadoras. La de este caso llega a los límites de lo grotesco: anunciados los dos conciertos para los días 10 y 12 de diciembre -lo que ya era quizá excesivo-, el Centro de Difusión, que es regido por la Dirección General de Música y Teatro, quiso evitar la coincidencia con un recital de Katia Ricciarelli, y para salir de Málaga entró en Malagón, pasando su concierto de Goffredo Petrassi al mismo día y hora que la sesión promovida por Radio Nacional de España.

No nos extraña que el mismo maestro Petrassi haya pasado de la sorpresa a un cierto enfado, según nuestras fidedignas noticias. Nos extraña, en cambio, que una entidad oficial haya preferido evitar una coincidencia menor en conciertos dependientes de ellas que una coincidencia bastante más grosera considerando globalmente la actividad musical de Madrid.

Aí que esta tarde suenan en nuestra capital nueve obras del maestro Petrassi: en la sala Fénix del Paseo de la Castellana, con retransmisión directa por Radio 2, interviene el grupo Lim con el narrador Rafael Taibo, y simultáneamente, el Ensemble Garbarino de Milán actúa en la Escuela Superior de Canto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de diciembre de 1984