Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UN AÑO DESPUÉS DE LAS CATÁSTROFES AÉREAS DE MADRID

Barón dice que las Cortes deben ocuparse del informe sobre el aeropuerto

El ministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Barón, declinó ayer hacer cualquier declaración sobre el informe de la Intervención General del Estado según el cual en el aeropuerto de Barajas había graves deficiencias 17 días antes de la primera catástrofe aérea. El ministro adujo en este sentido que el asunto provenía de una iniciativa del Grupo Popular y que, por tanto, debían ocuparse de ello el Parlamento y el Grupo Socialista, según informó ayer, su jefe de Prensa, José Nevado.Por su parte, el portavoz del Gobierno, Eduardo Sotillos, manifestó anoche a este periódico que "desconocía por completo" que tres asesores del presidente del Gobierno hubieran tenido conocimiento de estas deficiencias en una reunión que mantuvieron con el vicepresidente del SEPLA sobre la seguridad de los aeropuertos españoles, especialmente el de Barajas, al término de la cual se decidió solicitar al mencionado organismo del Ministerio de Hacienda que realizara un informe completo sobre el tema.

Los tres asesores del presidente del Gobierno implicados en esa reunión eran el jefe del gabiente del presidente del Gobierno, Julio Feo, el asesor de temas laborales, Alberto Ruiz Sechi, y la asesora para relaciones exteriores, Almudena Mazarrasa. Julio Feo tampoco realizó declaraciones al respecto, tras varios requerimientos de este periódico.

Por su parte, el director de Aviación Civil, Pedro Tena, y el sudirector de este organismo y presidente de la Comisión de Investigación de Accidentes del Ministerio de Transportes, Celestino Delgado, también declinaron realizar declaraciones sobre el mencionado informe, que supone que el Gobierno conocía las deficiencias del aeropuerto de Barajas con antelación al primer accidente aéreo, que produjo 93 muertes. Javier Herrero, jefe del gabinete de Planificación de la Direción General de Aviación Civil, manifestó desconocer el informe y precisó que "es una cuestión muy delicada que debería responder personalmente Pedro Tena".

No estaba oculto

El socialista José de Gregorio, presidente de la comisión parlamentaria que investiga los accidentes aéreos, manifestó ayer que "ese informe no ha estado cuidadosamente ocultado por el Gobierno como señalan algunas informaciones, sino que en mayo de 1984 fue entregado a los miembros de la comisión parlamentaria".El presidente de la comisión parlamentaria opina que todo el asunto es una operación del Grupo Popular del Congreso con "afán de protagonismo y con exceso de trascendencia política, que sólo confunde a la opinión pública".

El socialista José de Gregorio se entrevistará el próxima martes con el presidente del Congreso de los Diputados, Gregorio Peces Barba, para tratar sobre la posible adopción de medidas contra el Grupo Popular, que ayer facilitó a la Prensa información relacionada con las sesiones de la comisión que tienen carácter secreto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de diciembre de 1984