Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comisión asesora recomienda al Gobierno la adjudicación de Galerías Preciados al grupo venezolano Cisneros

, La comisión asesora para la reprivatización de las empresas del grupo Rumasa, reunida ayer a partir de las 19 30 horas, tomó el acuerdo de elevar al Gobierno recomendación favorable a la enajenación del ciento por ciento de las acciones de Galerías Preciados al grupo venezolano Cisneros, siguiendo la recomendación efectuada a su vez por el broker First Boston Corporation. La comisión ponderó la mayor dimensión, con la consiguiente capacidad de maniobra que ello supone, del grupo Cisneros, frente a la alternativa representada por el grupo colombiano que preside Juan Roca

La oferta del grupo que encabeza el multimillonario empresario venezolano Gustavo Cisneros comprende el pago de 1.500 millones de pesetas por las acciones de Galerías Preciados, pago garantizado por Citibank desde la casa matriz en Estados Unidos. Además la oferta Cisneros supone la absorción del pasivo circulante (deudas con proveedores, respaldadas por los correspondientes stocks, por lo que. el grupo venezolano no lo considera como tal pasivo); de 8.000 millones de pesetas, en números redondos, del pasivo bancario, y de la totalidad de la deuda contraída con Hacienda y con la Seguridad Social, deuda ésta cifrada en 4.000 millones de pesetas. Todo ello en pagos aplazados.Teniendo en cuenta el pasivo bancario asumido por el grupo Cimeros y estimando el pasivo bancario total de Galerías en torno a los 25.000 millones de pesetas, la cifra de pasivo que iría a engrosar las sentinas del Patrimonio del Estado superaría los 17.000 millones de pesetas.

Las anteriores cifras son provisionales y están sujetas a la realización de auditoría a 31 de diciembre. próximo. "Nosostros hemos puesto un límite máximo a una serie de cuentas que son delicadas, a partir de las posibles variaciones fijadas por First Boston, de forma que contamos con la garantía del Estado de que no superarán tales límites". han declarado fuentes del grupo adjudicatario.

Un aspecto importante del acuerdo, está relacionado con la plantilla actual de Galerías cifrada en números redondos en 10.500 trabajadores. El grupo comprador se compromete en este terreno a "realizar un ajuste en el empleo muy razonable", en palabras del director general del Patrimonio, Javier Moral, "y no traumático" Dicho ajuste afectará, mediante bajas voluntarias y jubilaciones anticipadas, al 7,5% de la plantilla, es decir, cerca de 800 trabajadores.

La probada potencia financiera de Cisneros se impuso finalmente a la reconocida capacidad de gestión de Juan Roca y su equipo. Para Javier Moral, que sorprendió ayer al afirmar que "en puro término de cifras, la oferta de Roca era algo mejor que la de Cisneros", con la adjudicación a éste último la comisión asesora ha tratado de cumplir de la mejor manera y a largo plazo el objetivo de la reprivatización, que es el de garantizar la viabilidad futura de la empresa. Así, en los términos de la oferta figura el compromiso expreso de no vender la sociedad Galerías Preciados en al menos tres años.

Representantes del Grupo Cisneros volvieron ayer a poner de manifiesto su interés por Galerías como inicio de la penetración del grupo en Europa. En este sentido, "Galerías entra con nosotros en un circuito de distribución mucho más grande, que supondrá la entrada de productos españoles en el mercado norteamericano y latinoamericano".

Con la designación de un adjudicatario se cumplieron ayer los lay deseos del ministro de Econom' Hacienda, que el pasado viernes, de madrugada, había exhortado a la comisión reprivatizadora de Rumasa a enviar al Consejo de Ministros un sólo nombre, en la seguridad de que esa sería el opción que avalaría el Gobierno. De alguna menera se trataba de evitar un nuevo caso Loewe, donde la comisión dejó la patata caliente de elegir comprador al Consejo de Ministros, dando lugar a una curiosa votación con la abstención expresa de Miguel Boyer.

Una tarde más

La tarde de ayer parecía una tarde más en la tienda de Galerías sita en la calle de Goya, de Madrid, la tienda estandarte del grupo. En los escaparates, atractivos anuncios celebrando el 50 aniversario del al macén y dentro numerosas ofertas, con amplia gama de artículos, género en algún caso de gran calidad, nueva presentación, gran limpieza, todo como acabado de desempaquetar. En la fachada, un modesto anuncio luminoso recordando la Navidad. Pero dentro, en el clásico ambiente luminoso bafiado por la música ambiente, casi un desierto de compradores.

En la esquina de enfrente, por el contrario, el Corte Inglés, que cubre su fachada navideña con cientos de luces diminutas, era un trasiego humano a la misma hora, un mar de clientes entrando y saliendo de forma constante. Ese es el mal que Gustavo Cisneros tendrá que atajar para poner en rentabilidad Galerías, que este año tendrá unas pérdidas reales de 8.500 millones de pesetas. "Sabemos muy bien que Galerías tiene muy mala imagen y que hay que darle una vuelta completa. Vamos a convertir Galerías en el líder del sector Sí, sé que sonará a fanfarronada pero Galerias está en algunos aspectos mejor situada que El Corte Inglés para abordar el futuro", han declarado fuentes del grupo comprador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de diciembre de 1984

Más información

  • El Consejo de Ministros puede dar su visto bueno mañana, miércoles