Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EI 'Discovery' volvió a su base con los dos satélites rescatados

, Cabo Cañaveral

La segunda misión espacial de la nave Discovery concluyó ayer cuando a las siete de la mañana, hora local (la una de la tarde, hora peninsular), se posó en la pista de aterrizaje del centro espacial John F. Kennedy, en Florida, llevando a bordo los dos satélites rescatados del espacio. Su misión ha durado ocho días. Éste ha sido, según los especialistas, el más ambicioso trabajo llevado a cabo por EE UU desde que consiguió situar a un hombre en la Luna, debido a las aplicaciones comerciales que se derivan del éxito en el rescate.

El transbordador espacial norteamericano, que ha recorrido cuatro millones de kilómetros, ha demostrado su capacidad de convertirse en un taller de reparaciones de satélites o de recogida y almacenaje de los que estuvieran desviados de su ruta.Al comienzo de la 14ª misión del transbordador, los responsables de la Agencia Espacial Norteamericana (NASA) dijeron que la puesta en órbita de los satélites de comunicaciones Anik 2, canadiense, y Leasat, estadounidense, era el principal objetivo. El aplazamiento durante. 24 horas del lanzamiento del Discovery, por problemas meteorológicos, demostró lo contrario.

Otros dos días más de retraso en el lanzamiento, y de alcanzar los dos satélites averiados habría sido imposible hasta 45 días después. Esto puso nerviosos a los responsables de la NASA, que ya no ocultaron que el objetivo principal del segundo vuelo del Discovery era el rescate del Palapa B2, originariamente propiedad del Gobierno indonesio, y del Westar 6, estadounidense.

Con el éxito logrado, tanto en la puesta en órbita de dos satélites como en el recate de otros dos, la NASA tiene previsto aumentar, a partir del próximo año, las tarifas a los clientes que quieran contratar los servicios del transbordador.

La recuperación del primer satélite se cumplió con éxito después de que los especialistas Joseph Allen, que fue quien lo recogió del espacio, y Dale Gardner, lograran, tras casi seis horas de paseo espacial, sujetarlo a la bodega de carga del Discovery, para que en tierra pueda ser reparado y vuelto a lanzar al espacio.

El problema surgido con los dispositivos metálicos, que impidió que el brazo mecánico controlado por la tripulante Anna Fischer fijara el Palapa B2, no fue inconveniente para que Allen y Gardner consiguieran hacer la operación manualmente, aunque con cierto esfuerzo.

Dos días después, los mismos astronautas repetían la operación, con ligeras variantes, con el Westar 6. Allen se sujetó al brazo mecánico para poder manipular el satélite, y fue Gardner quien salió a buscarlo.

Misión EE UU-URSS

Por otro lado, Estados Unidos y la Unión Soviética tienen en estudio la realización, el año próximo, de una misión conjunta destinada a experimentar la posibilidad de socorrer a astronautas, según el diario norteamericano The Washington Post. Esta misión consistiría en una transferencia de astronautas entre un transbordador espacial norteamericano y una estación orbital soviética Saliut. La única operación común que han realizado hasta la fecha los dos países ocurrió en 1975, cuando una nave Apolo se acopló durante dos días a una nave Soiuz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 1984

Más información

  • EE UU aprovechará el éxito para subir los precios de estas operaciones