Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Serra decide proponer al Gobierno el cese del capitán general de Zaragoza por sus declaraciones sobre Ceuta y Melilla

El ministro de Defensa, Narcís Serra, decidió ayer proponer al Consejo de Ministros, que mantendrá hoy su habitual reunión semanal, la destitución del capitán general de la quinta región militar (Zaragoza), teniente general Manuel Álvarez Zalba, según informaron ayer fuentes del departamento. El general realizó unas declaraciones en Zaragoza, donde afirmó, entre otras cosas, que España no está en condiciones de defender Ceuta y Melilla. Las declaraciones causaron "un fuerte malestar" en el jefe del Estado Mayor del Ejército, quien, en una nota oficial, rechazó, 'tanto en su fondo como en su forma", las palabras del general. Precisamente hoy Serra inicia una visita oficial a Marruecos.

Poco después de conocerse las palabras de Álvarez Zalba, difundidas por la agencia Efe, el jefe del Estado Mayor del Ejército, teniente general José María Sáenz de Tejada, se puso en contacto con el capitán general de Zaragoza. La charla fue "tensa", según fuentes próximas a la jefatura del Ejército. No obstante, ayer no se adoptó ninguna medida disciplinaria contra el general, según aseguraron en Defensa. El hecho de que el problema sea tratado por el Consejo de Ministros se debe a que los nombramientos de capitanes generales, y por tanto también sus destituciones, competen al Gobierno, a propuesta del ministro de Defensa. El propio Serra, según fuentes próximas al ministro, se encontraba ayer "verdaderamente molesto" por lo ocurrido.Las declaraciones, que se produjeron durante unos encuentros organizados por la agencia Efe en un hotel de Zaragoza, han sido hechas cuando al general Álvarez Zalba sólo le quedan cuatro días de situación activa en el Ejército, ya que pasará a la situación B el próximo día 4.

Los temas tratados con más énfasis en las declaraciones del capitán general se refieren a Ceuta y Melilla, el terrorismo, la situación de los servicios de información y el tratado de unión libio-marroquí. En el propio Ministerio de Defensa no se concedió "demasiada importancia política" a las palabras del general, "que bien podían haber sido dichas, en todo caso, en una charla informal". En este mismo sentido, un general declaró que "simplemente" sentía "vergüenza ajena" por lo ocurrido.

EE UU no ayudará

El capitán general aseguró que España no está en condiciones de defender Ceuta y Melilla de un posible ataque marroquí. "No tenemos fuerzas para defenderlas desde dentro ante una ocupación marroquí. Habría que hacerlo atacando". Añadió, en contra de las informaciones oficiales al respecto, que el tratado de unión libio marroquí afecta muchísimo a España militarmente. En su opinión, quizás este tratado "haya influido en la decisión de elaborar un nuevo Plan Estratégico Conjunto". Precisó que, en caso de conflicto con Marruecos, España no contaría con el apoyo de EE UU. "De hecho", precisó, "no nos dejaron utilizar los carros M-48 durante la marcha verde, lo que nos obligó a comprar la caca de los AMX-30". Aventuró Álvarez Zalba que Marruecos "pronto asomará las orejas del lobo en cuanto a Ceuta y Melilla".

El teniente general, que contestó abiertamente todas las preguntas que se le plantearon en el coloquio, afirmó rotundamente que "si España entra en la OTAN, no se puede admitir que otro país tenga una base militar en territorio español".

No obstante, dejó abierta la posibilidad de que Gibraltar se convierta en base de la OTAN, lo que a su juicio relanzaría las presiones marroquíes sobre Ceuta y Melilla, "y la OTAN desgraciadamente es Estados Unidos, que tiene un tratado con Marruecos", precisó.

Álvarez Zalba enfocó el problema del terrorismo con una afirmación previa rotunda: "España no ha tenido el progreso que debiera por haberse volcado en Cataluña y País Vasco. Al País Vasco concretamente, si le quitaran las industrias que se han montado a costa del resto de España, sólo le quedaría el verde para pastar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de octubre de 1984

Más información

  • El teniente general Álvarez Zalba dijo que España no está en condiciones de defender las dos plazas de soberanía