Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Mostra de Cine Mediterrani acoge la película 'Los motivos de Berta'

El filme de José Luis Guerín está retenido por la distribuidora

José Luis Guerín, un realizador barcelonés de 24 años, ha manifestado en Valencia que confía en que la Administración haga posible que su película Los motivos de Berta se pueda distribuir comercialmente. Guerín dijo que había habido numerosos conflictos entre la distribuidora, Globe Films, y el equipo realizador de la película, que se saldaron con la decisión de aquélla de no exhibirla. Junto con ¿Qué he hecho yo para merecer esto?, de Pedro Almodóvar, representa a España en la sección oficial de la Mostra de Cinema Mediterrani, que se celebra en Valencia.

La película dura una hora y 55 minutos, es en blanco y, negro y presenta un ritmo narrativo muy lento, con un tono poético y encuadres de muy cuidada composición. Se trata de la primera obra de Guerin con pretensiones comerciales, después de haber rodado seis filmes en el formato de 16 milímetros. Está interpretada por Silvia Gracia, Arielle Dombasle, Iñaki Aierra, Rafael Daz, Juan Botto, Raúl Freire, Carmen Ávila y Pura Bodelón. Guerín explicó que tras múltiples enfrentamientos con la distribuidora, el gerente de Globe Films le llegó a decir que para él es "una película que no existe". Añadió que fue utilizada para poder conseguir dos licencias de distribución de filmes extranjeros y, posteriormente, al atravesar Globe Films importantes dificultades económicas, Valdés se marchó a Buenos Aires, donde al parecer permanece en la actualidad.

El realizador aseguró que había hablado en San Sebastián con la directora general de Cinematografía, Pilar Miró, quien se interesó por el filme. De ahí su esperanza en que la Administración consiga sacar del gueto Los motivos de Berta.

Se vio obligado a rodar con negativo de color, pese a que la copia definitiva se ha hecho en blanco y negro, por imposición de la distribuidora. Guerín prefiere el blanco y negro porque "el color creo que es muy interesante en pintura, en fotografía no mucho y en cine casi nunca", y porque desconfía "de las posibilidades semióticas del color en cine. Me veía incapaz de controlar el color", añade, "en los seis meses que ha durado el rodaje".

La importancia del sonido

Se muestra, sin embargo, muy interesado por la importancia de los sonidos en la obra cinematográfica. "El montaje sonoro de la película me llevó siete meses". Entre las otras obras de la sección oficial que ya han sido proyectadas figura Leila et les loups (Leila y los lobos), que representa a Líbano. Está dirigida por Heiny Srour y protagonizada por Nabila Zeitouni y Rafic A. Ahmed.

Con una narración ágil, trata el papel de las mujeres en las luchas de los árabes, en Palestina y Líbano, contra los ingleses primero y los israelíes más tarde. Ha despertado una gran expectación. Prueba de ello es la gran afluencia de público, especialmente femenino, que registró ayer su proyección matinal, pese a que ya se había exhibido los dos días anteriores y que por las mañanas acuden muy pocos espectadores además de invitados y jurados.

También se ha visto con interés Balkanski Spijun (El espía de los Balcanes), de Bozidar Nicolic y Dusan Kovacevic, y que es una de las dos producciones yugoslavas representadas este año en la sección oficial. El cine yugoslavo ha conseguido un público fiel gracias a que su alta calidad media es conocida por los espectadores valencianos por certámenes anteriores.

Se trata de una comedia en la que el protagonista, un viejo estalinista, dedica todo su tiempo y dinero a perseguir a su vecino, al que cree infundadamente agente de la CIA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de octubre de 1984