José Banús, el promotor inmobiliario del 'Régimen', falleció ayer en Madrid

José Banús Masilleu, famoso promotor inmobiliario directamente ligado a algunos de las realizaciones urbanísticas más polémicas y escandalosas del Régimen de Franco, murió ayer en Madrid a los 80 años de edad, en una clínica privada en la que estaba internado.

Más información

El dueño del Imperio Banús se encontraba hospitalizado en la unidad de vigilancia intensiva (UVI) de la clínica madrileña La Luz como consecuencia de una grave dolencia que padecía. El estado del paciente se agravó a primeras horas de la tarde de ayer, produciéndose el fatal desenlace alrededor de las cuatro de la tarde.Hijo de empresario modesto nieto de capataz y miembro de familia numerosa, José Banús dejó pronto sus estudios para trabajar al lado de su padre en tareas relacionadas con la construcción. Poseedor de numerosas condecoraciones, entre ellas la medalla de oro al mérito en el trabajo, la gran cruz del mérito civil y la medalla de oro al mérito turístico, fue el "el constructor del Régimen" por excelencia, una actividad que le convertiría con el paso del tiempo en multimillonario y le granjearía la consideración y el aprecio de lo más granado del stablishment franquista, incluida la amistad personal de Francisco Franco.

Sus primeros pasos los protagonizó en el madrileño barrio de la Concepción, donde promovió en 1956 la construcción de algunos de los bloques-hormigueros más notables que registra la historia de la arquitectura española, auténticas reliquias del concepto de vivienda social de un sistema, a pagar en cómodos plazos.

Barrios populares

Dicen los banusólogos que el barrio de la Concepción no hizo millonario a José Banús, pero le proporcionó alas para llegar a la cúspide, dándole una visión cabal de las relaciones de poder en el Madrid de entonces y de las voluntades a conquistar hasta alcanzar la cima. Su gran obra, a Capilla Sixtina de la vivienda social del Régimen de Franco, fue el barrio de El Pilar. Pisos de 40 y 44 metros cuadrados para alojar a los nuevos inmigrantes que acudían a Madrid al olor del incipiente milagro económico español.Al avezado promotor le salían los pisos sociales en torno a las 35.000 pesetas. El afortunado propietario pagaba sobre las 50.000 pesetas de entrada y el resto, hasta 100.000 más, a pagar en cómodos plazos mensuales. Además estaba por medio un premio oficial a fondo perdido de 25.000 pesetas por piso para estimular la conátrucción de viviendas.

El barrio de el Pilar fue el negocio del siglo de José Banús. Con el excedente producido en éste, "el hijo del gravero" -como era conocido en sus primeros tiempos-, dio el gran salto a las urbaniciones de lujo de la Costa del Sol, comprando lo que luego sería Puerto Banús.

José Banús, casado con María del Pilar Calvo y Sánchez de León, personaje popular en la Costa del Sol, donde altemó durante años con lo más florido de la jet-set internacional, ha muerto cuando su imperio parece derrumbarse y la Brigada de Delitos Monetarios investiga en algunas de las empresas del emporio.

Se adhiere a los criterios deThe Trust Project