Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno ofrece aumentar la inversion pública y aplazar la rebaja de las pensiones

El Gobierno ofreció anoche a patronal y sindicatos aumentar la inversión pública durante 1985 en 39.100 millones adicionales y aplazar hasta 1986 la anunciada rebaja en las nuevas pensiones. Este intento de acercar las posturas para conseguir un acuerdo social de cara a los próximos dos años fue valorado por los negociadores como un primer avance, salvo por CC OO. Las conversaciones, interrumpidas el pasado 2 de agosto, continuarán el jueves. En las cinco horas de ayer no hubo decisión sobre las peticiones sindicales de un fondo de solidaridad para subvencionar parte de los proyectos de empleo, que se nutriría con aportaciones de las tres partes y será reexaminado cuando se hable de subidas salariales.

Las nuevas ofertas gubernamentales se concretan en incrementar en otros 39.100 millones de pesetas la inversión pública prevista para 1985, que se sitúa así en 1,286 billones de pesetas, con un aumento del 8% en lugar del 4,7% previsto inicialmente. El ministro de Trabajo, Joaquín Almunia, presidente de la sesión, también despejó incertidumbres sobre las nuevas cotizaciones sociales y presentó una tercera alternativa sobre las prestaciones de la Seguridad Social, más satisfactoria para las centrales sindicales.De acuerdo a la propuesta, la. nueva ley de Prestaciones, que reducirá la cuantía de las nuevas pensiones, no se aplicaría en 1985, si bien la falta de dicho ahorro tendría que ser cubierta con una subida de los tipos ahora vigentes en 0,9 puntos.

El aumento de la inversión pública es una de las pocas peticiones en que coinciden la patronal y los sindicatos, pese a que discrepan en su concepción. La CEOE la entiende como locomotora de la actividad privada, mientras que las centrales la reivindican como parte fundamental de los programas necesarios para crear empleo.

Otro de los puntos comunes, pero que la patronal considera prioritario, el de la reducción de los tipos de interés de los créditos, apenas fue abordado. Sin embargo, el portavoz de la CEOE, Juan Jiménez Aguilar, reconoció que van a encontrar a todos como aliados en este objetivo, alcanzable paulatinamente a lo largo de dos años. La diferencia estriba en que los sindicatos quieren que se discuta en la mesa, y la patronal, que sea consecuencia de un pacto paralelo entre Gobierno, entidades de crédito y Banco de España.

Página 29

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de agosto de 1984

Más información

  • Para lograr que patronal y sindicatos firmen el acuerdo social