Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Miembros de la secta Ceis presentan una denuncia contra 'Informe semanal'

Varios miembros de la secta Ceis (Centro Esotérico de Investigaciones) presentaron la noche del sábado una denuncia en dependencias de la Policía Nacional, en Barcelona, por las informaciones vertidas en un reportaje sobre dicha organización emitido el sábado en el programa de Televisión Española Informe Semanal. La denuncia se refiere a la divulgación de vídeos y grabaciones que pertenecen al secreto de sumario.Sobre las seis de la tarde de ayer varias docenas d e personas se manifestaron por las Ramblas de Barcelona con pancartas en las que se expresaba dicha protesta por el contenido del citado programa televisivo. En el programa Informe semanal, realizado por Televisión Española en Barcelona, se pudieron escuchar varios fragmentos de las cintas que el topo infiltrado en la secta Ceis grabó sobre las sesiones de esoterismo.

Antonio Tarrida, el funcionario de la Dirección General de Seguridad Ciudadana de la Generalitat infiltrado en la secta, convivió con los miembros de Ceis durante varios meses de 1983, antes de ser descubierto. Su informe, presentado por la Policía Autonómica ante la autoridad judicial, dio lugar el 21 de junio a la redada para desmantelar la organización dirigida por Vicente Lapiedra. El principal responsable del Ceis -que fue acusado junto a otros 13 dirigentes de la secta de intrusismo profesional, imprudencia temeraria, fraude, estafa, persuasión coercitiva, control mental e inducción a la prostitución y al consumo de LSD-, fue puesto en libertad el pasado seis de agosto tras pagar una fianza de dos millones de pesetas.

Uno de las miembros de la secta, Elena Riera Blume, había presentado denuncia contra varias personas y entidades, entre ellas los Mossos d'Esquadra de la Generalitat, el pasado 19 de julio, por presuntos delitos de "detención ilegal y malos tratos", cometidos contra ella y otros miembros de la secta. En dicha denuncia se acusaba a los desprogramadores y agentes de haber recluido contra su voluntad a varios miembros del Ceis para alejarlos de la secta.

Con motivo de dicha denuncia, el juez Carlos Bueren decretó en su día una orden de detención contra los desprogramadores y guardianes de siete seguidores de la organización. El sumario abierto por el citado juez puede tener repercusiones procesales insospechadas, al aparecer implicados en el supuesto delito de detención ilegal y malos tratos desde familiares de los afectados hasta importantes cargos y funcionarios de la Generalitat.

Por otro lado, tres miembros de la secta Ceis, Manuel Gómez Gamero, Josefina Leiva Hurtado y Nuria Dinarés Peñalver, salieron en libertad el viernes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de agosto de 1984