Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los militares de Uruguay rehabilitan a casi toda la izquierda del país, pero no a Wilson Ferreira

El Gobierno militar uruguayo rehabilitó en la tarde de ayer a casi la totalidad de la izquierda, con la excepción señalada del líder blanco Wilson Ferreira Aldunate, y dio reconocimiento oficial a la coalición Frente Amplio que encabeza el general Liber Seregni.Un decreto constitucional firmado en la tarde de ayer por el presidente Gregorio Álvarez habilita, en efecto, a unos 7.000 dirigentes que se presentaron en listas a las elecciones de 1971, y que quedaron proscritos de la vida política hace diez años. Decretos publicados por aquella misma época impusieron restricciones similares a un total de 11.000 ciudadanos.

La mayoría de los políticos excluídos ahora de la vuelta a la vida activa pertenecen a grupos minoritarios marxistas o de ultraizquierda, informan medios próximos al Gobierno. Destaca la excepción notable de Wilson Ferreira, líder del Partido Nacional o Blanco, que permanece proscrito y encarcelado, bajo la acusación de graves delitos de lesa nación. Desde la detención de Ferreira, el partido Blanco renunció a presentarse a las elecciones generales que se celebrarán el próximo 25 de noviembre. Juan Carlos Payssé, ex secretario de Ferreira, anunció ayer, no obstante, que está dispuesto a encabezar una candidatura de su partido. Ferreira se opone a ello.

En cuanto al Frente Amplio, las Fuerzas Armadas han aceptado el nombre de Partido Demócrata Cristiano, para que esa coalición, que dirige el general recientemente liberado Liber Seregni pueda organizarse Como fuerza permanente y concurrir a las elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de julio de 1984