Los cuatro procesados del KOR podrían ser amnistiados mañana

ENVIADA ESPECIALLos cuatro dirigentes del movimiento de oposición polaco KOR (Comités de Autodefensa Social) cuyo proceso militar fue interrumpido el miércoles, tienen un 50% de posibilidades de beneficiarse de la amnistía que el Parlamento polaco (Sejin) concederá el próximo sábado, según manifestó ayer en Varsovia Maciej Kuron, de 24 años, hijo del encausado Jacek Kuron.

Desde la cárcel varsoviana de Rakowiecka, donde se encuentra -acusado de haber emprendido preparativos para derrocar por la fuerza el sistema sociopolítico polaco-, Jacek Kuron, de 50 años, uno de los cofundadores del KOR ha subrayado que "es imprescindible derrocar el sistema".

Las palabras de Kuron fueron dadas a conocer ayer en Varsovia por su hijo. El mensaje forma parte de un discurso que se divulgará íntegramente cuando el disidente polaco obtenga la libertad. Sentado en el despacho de su padre, junto a una foto de éste y junto a un Cristo crucificado, Maciej Kuron resumió un par de puntos del mensaje: "El sistema actual provocará en un corto período de tiempo una crisis de valores y creará una amenaza para la existencia biológica de la nación".

"El sistema de este país", prosigue Kuron padre, "queda protegido por el Ejército soviético. La situación parece como si no tuviera salida. Pero lo que es imposible, en breve puede hacerse posible". Paralelamente a las combativas manifestaciones de Kuron, varios periódicos polacos publicaban ayer duros ataques contra el KOR, movimiento fundado en 1976 para ayudar a los obreros huelguistas y convertido posteriormente en un movimiento más amplio, que asesoraba al sindicato independiente Solidaridad.

Según el diario Zycie Warszawy, el KOR es una organización que "pertenece hoy al pasado" y "ha conseguido causar enormes daños a la conciencia de la gente". Para el periódico, la organización no ha podido, sin embargo, llevar a la práctica sus planes, consistentes, entre otras cosas, en paralizar y debilitar las instituciones políticas existentes, atacar al partido comunista, poner en duda la credibilidad del Parlamento, los consejos nacionales, el Ejército y la política así como desviar la conciencia social del sistema, aprovechando los pocos conocimientos que de la ideología marxista tenía nuestro pueblo". Por su parte, el órgano del partido comunista, Trybuna Ludu, señalaba que Ios centros hostiles a Polonia han hecho enormes inversiones de capital político y material en las actividades del KOR. El diario ataca a los miembros del movimiento, que proceden, dice, "de silenciosos gabinetes de investigación" o de los "interiores de los clubes de la intelectualidad católica, hervideros de debates metafísicos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de julio de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50