Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Comienza la convención de San Francisco

3.933 delegados para un ganador y dos perdedores

ENVIADO ESPECIALLa convención nacional demócrata cuenta con una mecánica en la que los votos de los delegados (3.933 en total) reflejan sus preferencias por el candidato presidencial, al mismo tiempo que los intereses de las grandes familias que integran el partido o las áreas geográficas de donde proceden.

Nombrados a través del proceso de elecciones primarias o de votos por asamblea (caucus), o bien directamente escogidos por el partido en tanto que miembros del Congreso, gobernadores o alcaldes, los delegados que participan en la convención tienen como función aprobar la plataforma o programa del partido, nombrar al candidato a la Presidencia -en este caso, Walter Mondale- y ratificar la opción que el candidato presente como vicepresidente. En esta ocasión, Geraldine Ferraro, la primera mujer en la historia de EE UU que aspira al cargo.

La plataforma se elabora con anterioridad a la convención, por parte de un comité formado por líderes del partido y por representantes de cada uno de los principales pretendientes a la designación presidencial (Walter Mondale, Gary Hart y Jesse Jackson, en la presente convención). La plataforma supone un compromiso en el que cada cual intenta colocar alguno de sus puntos defendidos durante la campaña, aunque predomina el del mejor situado para el nombramiento presidencial, el de Walter Mondale en la convención de San Francisco.

La convención se transforma en un foro para que los perdedores, Hart y Jackson, puedan expresar sus puntos de vista antes de que, en la noche del próximo miércoles (madrugada del jueves en España), se nombre, por mayoría, a quien habrá de disputar la Casa Blanca al republicano Ronald Reagan. De los 1.967 votos imprescindibles para ser elegido aspirante demócrata a la presidencia, Walter Mondale acude a esta convención con una confortable mayoría de 2.075 delegados, seguido del senador por Colorado Gary Hart, que cuenta con 1.249 delegados. El líder de la minoría negra, el reverendo Jesse Jackson, dispone tan sólo de 381 delegados.

Los delegados no comprometidos se inclinarán, mayoritariamente, por el virtual ganador, Walter Mondale.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de julio de 1984