Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Victoria Ana, el primer 'bebé probeta' español, nació anoche en Barcelona, una semana antes de lo previsto

Una niña que pesó 2,470 kilos al nacer es el primer bebé probeta español La pequeña, que se llamará Victoria-Ana, vino al mundo anoche en el Instituto Dexeus, de Barcelona, y es hija de un matrimonio de Badalona (Barcelona). Su estado era ayer plenamente satisfactorio.

Según el parte médico, el parto se inició espontáneamente a las 37 semanas de gestación y, dados los antecedentes, se procedió a efectuar una cesárea profiláctica.La madre, María Dolores Sánchez, de 35 años y administrativa de profesión, pudo ver el parto, al permanecer despierta con anestesia peridural (anestesia parcial). El padre, Ricardo Perea, tiene 40 años y trabaja de mecánico. Ambos se conocieron en la empresa donde trabajaban y se casaron en 1971.

El problema de la estirilidad de María Dolores Sánchez radicaba en las trompas, caso en el que la fecundación in vitro puede realizarse con posibilidades de éxito.

Al año de casarse, el matrimonio perdió un hijo poco después del parto, y la posibilidad de un nuevo embarazo se hizo entonces muy remota. Antes de acudir al Instituto Dexeus, el matrimonio visitó diferentes ginecólogos de Badalona, de la Maternidad, y de la residencia Príncipes de España de Bellvitge, donde María Dolores fue tratada durante tres años.

Por medio de una amiga, acudió en 1979 al Instituto Dexeus, donde, finalmente, hace algo más de dos años, el doctor Pere Nolasc Barri expuso a la pareja la posibilidad de conseguir el embarazo mediante la fecundación in vitro. Mediante esa técnica la pareja badalonesa logró ya un embarazo anterior, que se frustró a los tres meses.

"Antes de lo previsto"

"La niña nació un poco antes de lo previsto, pues María Dolores Sánchez salía de cuentas el próximo día 20. Para evitar problemas, habíamos pensado en dar un margen de ocho días y, en caso de no producirse el parto, lo habríamos provocado", manifestó a este periódico el doctor Pere Nolasc Barri, quien señaló que, "de todas formas, en las últimas semanas realizábamos revisiones cada tres días a la futura madre, a fin de que el control fuera exhaustivo". El doctor Barri explicó que este éxito médico es fruto del trabajo de un equipo.

En efecto, al lado del jefe de Reproducción Humana del Instituto Dexeus y de la bióloga Anna Veiga han trabajado otras 15 personas que han experimentado la técnica durante dos años.

"Para que el embarazo se produzca, es imprescindible una labor coordinada del equipo, que debe adaptarse al horario de ovulación de cada candidata. La fertilización in vitro es difícil y complicada, pero, cuando se consigue el embarazo, éste es tan normal como cualquier otro y esto se lo hacemos ver a los futuros padres, a fin de intentar desmitificar el proceso" añadió el doctor.

En la actualidad, existen en España otros ocho embarazos conseguidos mediante esta técnica, dos de ellos de gemelos.

La fertilización in vitro se hizo célebre en todo el mundo el 25 de julio de 1978, tras el nacimiento de Louise Brown, una niña rubia en la localidad británica de Bristol. Los doctores Edwards y Steptoe fueron los médicos que hicieron posible este primer parto concebido en el laboratorio.

La fecundación in vitro es la única alternativa para mujeres con problemas de obstrucción de trompas uterinas o para aquellos casos de esterilidad masculina derivada de un bajo número de espermatozoides, así como para las parejas con esterilidad de causa inmunológica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de julio de 1984

Más información

  • El estado de la niña es plenamente satisfactorio