Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bajas en el padrón municipal de Logroño para evitar el recargo sobre el IRPF

Durante las dos últimas semanas del mes de junio el padrón municipal de Logroño ha registrado más bajas que altas, lo que podría deberse, según el concejal del Grupo Popular José Antonio González Garnica, a una reacción de algunos ciudadanos en contra del recargo municipal en el impuesto sobre la renta de las personas física (IRPF), que ha sido este año del 4,25% en Logroño. En este período de tiempo, del 11 al 26 de junio, se han producido 98 bajas en el censo municipal, frente a 47 altas, lo que supone una tendencia inversa a la que se viene produciendo habitualmente desde hace años.Según González Garnica, algunos logroñeses que disponen de una segunda residencia o casa de verano en otras localidades de La Rioja se están empadronando en ellas para evitar en años sucesivos el pago de este recargo municipal. El seguimiento de estas bajas, ha añadido el concejal del Grupo Popular, va a ser prácticamente imposible de realizar, aunque el Ministerio de Hacienda exige a efectos fiscales residir más de la mitad del año en el lugar que figura como residencia habitual.

En el caso de aquellas personas que se han trasladado recientemente a pequeñas localidades limítrofes con la capital, tampoco se les puede perseguir, según González Garnica, por el hecho de llevar a sus hijos a colegios de Logroño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de julio de 1984