Mondale se proclama candidato demócrata a la presidencia de EE UU al conseguir el apoyo de un puñado de independientes

El ex vicepresidente norteamericano Walter Mondale logró a mediodía de ayer alcanzar la cota de 1.967 delegados tras la elecciones primarias celebradas la víspera en cinco Estados de la Unión. Esa cifra es la necesaria para obtener, en principio, el nombramiento como candidato del Partido Demócrata a las elecciones presidenciales que deberá disputar al presidente Ronald Reagan el próximo 6 de noviembre. El senador Gary Hart anunció que continuaría la lucha hasta la convención que se celebrará el mes de julio en San Francisco, donde se ratificará la elección de candidato. Mondale ganó en el pasado supermartes en Nueva Jersey y Virginia Occidental, mientras que Hart vencía en California, Dakota del Sur y Nuevo México.

Más información
Hart no acepta la derrota y luchará hasta la convención

El ex vicepresidente anunció ayer en un hotel en la ciudad de Saint Paul (Minnesota) que había alcanzado la cifra de 2.008 delegados comprometidos a darle su voto en la convención, al tiempo que formulaba un llamamiento a la unidad del partido, como único medio para derrotar a Reagan. Mondale reconoció que no partía como favorito en esa carrera a dos, pero afirmó que, pese a ello, sería el vencedor.El político demócrata quiso salir al paso de la posibilidad de que algunos de sus delegados no votaran por él en San Francisco, diciendo que tenía la completa seguridad de que sus 2.008 compromisarios le seguirían fielmente. Según las reglas de la convención demócrata, rectificadas este año, el hecho de que un delegado haya sido elegido para apoyar a uno de los candidatos no excluye la posibilidad de que cambie de bando a la hora de la votación final.

Las cadenas de televisión norteamericana confirmaron también que Mondale había superado los 1.967 delegados, la mitad más uno de los que comparecerán en San Francisco para elegir candidato demócrata. La ABC daba al ex vicepresidente 1.975 compromisarios, la NBC le concedía 1.994, mientras la CBS, que le dejaba en 1.962, apenas a un paso de la victoria, advertía que en el curso de la jornada Mondale alcanzaría su objetivo.

A la captura del delegado

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Después del supermartes, se calcula que Hart cuenta con algo más de 1.200 delegados y el pastor protestante Jesse Jackson, líder de la minoría negra, con unos 370. Pese a que tras las cinco primarias del martes Mondale no alcanzara la cifra de 1.967 compromisarios, un laborioso trabajo telefónico consiguió sumar al ex vicepresidente unas docenas más de delegados hasta alcanzar una u otra de las cifras mencionadas, convenciendo a parte de los no comprometidos, aquellos delegados elegidos como indenpendientes.

Cuando el martes pasado por la noche fueron conociéndose los resultados de las últimas cinco elecciones primarias, Walter Mondale cantó victoria, tras haber ganado holgadamente en los Estados de Nueva Jersey y Virginia Occidental. Pero Mondale perdió ante Hart en el importante y simbólico Estado de California, donde estaban en disputa 306 delegados. Hart ganó también en los Estados de Nuevo México y Dakota del Sur, confirmando su prestigio de político con nuevas ideas.

Por su parte, el reverendo de raza negra Jesse Jackson aguantó la embestida electoral de Mondale y Hart, y captó el voto de las minorías negras (y buena parte de la hispana) en los Estados de California y Nueva Jersey.

Pese a la aparenté victoria de Mondale hay que tener en cuenta dos grupos de delegados que jugarán un papel clave en la convención. Se trata de los 242 elegidos como no comprometidos con ninguno de los tres principales aspirantes; o los 58 delegados de otros candidatos desbancados (como el ex senador George McGovern, o el alcalde de Chicago, Harold Washington). En la convención participarán un total de 3.933 delegados.

"El electorado demócrata ha demostrado sus preferencias para llegar hasta la Casa Blanca", dijo Mondale, en la conferencia de prensa de Saint Paul, ante sus eufóricos partidarios y al tiempo que invitaba a sus adversarios, Hart y Jackson, a unirse en una campaña conjunta para vencer al republicano Ronald Reagan. "Seguiré hasta la convención de San Francisco", aseguraba por su parte Gary Hart, el combativo senador de Colorado, portador del programa de nuevas ideas para el Partido Demócrata. Jackson tampoco se mostró partidario de ceder sus delegados a Mondale, al menos por el momento.

Aguantar hasta el final

Es probable que Hart, la gran sorpresa de esa larga campaña de elecciones primarias y caucuses (voto por asamblea) que se ha venido desarrollando desde finales. de febrero hasta finales de junio en los 50 Estados norteamericano (más Puerto Rico y las Islas Vírgenes), aguante el tipo hasta la convención. Si no logra su propósito de hacer que cambie de bando un número suficiente de delegados de Mondale, como es previsible, Hart se plegará a la disciplina del partido y hará campaña en pro del candidato demócrata. La estrategia del joven senador de Colorado, de 47 años de edad, es demostrar que si Mondale no obtiene una victoria ante Reagan el hombre en la reserva de los demócratas para 1988 sería él mismo, quien, con o sin victoria en la convención de San Francisco, ha sido, junto con Jackson, la estrella del largo y complejo proceso de primarias.

El resultado de California ha animado, sin embargo, considerablemente a Hart que se ha alzado con 205 de los delegados del gran Estado de la costa occidental, al tiempo que dejaba a Mondale únicamente con 72 y 29 para Jackson. Pese a lo rotundo de la victoria el resultado en votos populares ha sido mucho más apretado con un 38% de sufragios para el senador y un 36% para el ex vicepresidente, con el líder de color muy relegado con algo más de un 18%. En los restantes Estados los resultados han sido los siguientes. Nueva Jersey: Mondale 45%, Hart 30% y Jackson 23%; Nuevo México: Hart 46%, Mondale 36% y Jackson 12%; Dakota del Sur: Hart 51%, Mondale 39% y Jackson 5% Virginia Occidental: Mondale 53%, Hart 37% y Jackson, 7%.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS