Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La venta a Caser de los seguros de Rumasa altera profundamente el 'ranking' del sector

Tras la adjudicación en el Consejo de Ministros de ayer de las compañías de seguros del grupo Rumasa -Minerva, SA; Unión Condal, SA, y Atlas, SA- a la Caja de Seguros Reunidos, SA, Caser, vinculada a las Cajas de Ahorro Confederadas y a la Caja Postal de Ahorros, el ranking español del seguro experimenta una alteración sustancial, al colocarse la nueva Caser en tercer lugar del mismo, con un volumen de primas superior a los 14.000 millones de pesetas, sólo por detrás del Grupo Mapfre y La Unión y El Fénix.El Consejo de Ministros de ayer acordó también aprobar la propuesta de la comisión asesora para la reprivatización de Rumasa, en el sentido de adjudicar Mantequerías Leonesas a la cadena cooperativa sindical alemana Coop, y el grupo de los cavas a la firma Freixenet.

Por las compañías de seguros del Grupo Rumasa han presentado oferta los grupos Chassyr y GAN, Winterthur y La Catalana. Las condiciones de adjudicación a Caser comportan un precio conjunto de poco más de 250 millones de pesetas, correspondiente al capital social de Minerva, más una peseta por acción (unas 40.000 pesetas en total) por el de Unión Condal y Atlas. Caser se hace cargo de las deudas acumuladas por las tres empresas con Hacienda, correspondientes a impuestos no pagados (600 millones en Minerva, 350 en Unión Condal y casi 200 en Atlas). Además, se compromete a efectuar las ampliaciones de capital necesarias en las tres empresas, estimadas en más de mil millones de pesetas.

Para la realización de estos compromisos, Caser ha obtenido ayudas financieras no especificadas, básicamente consistentes en el aplazamiento delos pagos citados a cuenta de las deudas acumuladas por las tres empresas, más la exclusión del balance de Minerva del edificio que esta compañía posee en la calle de Alealá, de Madrid, que queda en poder del Patrimonio del Estado, y del crédito, en el pasivo, recibido de uno de los bancos de Rumasa para su adquisición.

La estrategia de Caser se orienta a crear un importante grupo de dimensión más adecuada a la actual coyuntura y perspectivas de futuro, en línea con la urgente necesidad, propugnada a nivel oficial, de incentivar un proceso de fusiones en el sector que dote a las empresas resultantes de la dimensión necesaria para competir dentro de la CEE. La opción Caser, por otra parte, pone coto a la penetración de capital extranjero en el sector. Caser, que se ha comprometido a respetar los 670 puestos de trabajo existentes, proyecta iniciar un proceso de especialización en las firmas adquiridas. Minerva continuaría como marca individualizada; Unión Condal acentuaría su carácter regional (Cataluña), con posible entrada en el capital de un socio local, y Atlas cambiaría de nombre para especializarse en el ramo vida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de junio de 1984