Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El historiador Claudio Sánchez Albornoz obtiene el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades

Oviedo El Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades fue concedido ayer al historiador Claudio Sánchez Albornoz, "por ser la suya una vida ejemplar dedicada por entero al servicio de España y de los españoles, desde el compromiso intelectual con la política", según destacó el jurado en el acta final. La candidatura de Sánchez Albornoz se impuso por 10 votos frente a 3 de la otra finalista, la fundación portuguesa Gulbenkian. Tras conocer la decisión, Sánchez Albornoz, que se encuentra internado en la residencia sanitaria de Ávila, dijo a EL PAIS: "Gracias al Rey y al príncipe de Asturias; gracias sobre todo a los abulenses que me han comunicado el premio tan deprisa; un premio que me merezco por todos los años que he dedicado al estudio de Asturias".

El historiador, de 90 años, ex presidente de la República en el exilio, que regresó a España el año pasado, recibió con emoción la noticia de la concesión y apenas pudo articular palabras dado su precario estado de salud que le exige cuidados especiales en la residencia de la Seguridad Social Nuestra Señora de Sonsoles, de Ávila. A sus palabras ya apuntadas, informa Manuel Carranza, apenas pudo añadir, con ciertas dificultades de expresión: "Ya me decía a mí mi querida Adoración (la mujer que le cuida desde hace cinco años), '¿ves Claudio como tenías que venir a España'?".En torno a Claudio Sánchez Albornoz estaban reunidas ayer sus hijas María Cruz y Concepción, y a media tarde llegó su hijo Nicolás, que acababa de regresar de Estados Unidos, donde es profesor. El historiador recibió ayer telegramas de felicitación del príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, y del ministro de Cultura Javier Solana, entre otras personalidades. Por la tarde recibió en el centro sanitario la visita de una comisión del Ayuntamiento de León que próximamente le nombrará hijo adoptivo de la ciudad.

El acta final del jurado que le ha concedido este premio, dotado con dos millones de pesetas, destaca, según informa Carlos Fuente, la vida ejemplar de Claudio Sánchez Albornoz, "dedicada por entero al servicio de España y de los españoles, desde el compromiso intelectual con la política. Su pasión por el conocimiento científico de la historia y su actividad como hombre público son indisociables",

Intensos debates

"Su concepción", prosigue el acta, "fruto de largos años de trabajo y dedicación al estudio, es punto de referencia inexcusable para la definición de España. Su íntegro humanismo le ha llevado a proyectar el magisterio sobre varias generaciones y multitud de países iberoamericanos, y pone de relieve su carácter universal como pensador y como persona".

Los debates del jurado se prolongaron por espacio de día y medio, y fueron durante este tiempo muy intensos y polémicos, según trascendió. Las deliberaciones se iniciaron con un acuerdo tácito de no proponer a empresas periodísticas de las cuales hubiese representantes en el jurado. En relación con este problema, miembros del jurado comentaron a Efe su "extrañeza" y "sorpresa" por lo ocurrido con la candidatura del diario Abc, "presentada por el presidente de Alianza Popular, Manuel Fraga, en papel timbrado de AP".

Según estas mismas fuentes, la candidatura de Abc fue retirada, antes de ser sometida a la decisión del jurado, por el presidente de la empresa editora de ese periódico, Gullermo Luca de Tena. El jurado recibió también, según estas fuentes, una carta de Carlos Robles Piquer, secretario general adjunto primero de AP, en nombre del presidente de este partido, retirando la candidatura.

En el primer día de debates el jurado ya disponía de cuatro candidatos: Claudio Sánchez Albornoz, José Luis López Aranguren, José Ferrater Mora y la fundación portuguesa Gulbenkian. Inicialmente se desestimó la de Ferrater Mora, y posteriormente la de López Aranguren, que en una.votación frente a la candidatura de la fundación portuguesa no encontró los apoyos suficientes para pasar a la final. La intensidad de los debates encontró su punto álgido en esta semifinal entre Aranguren y la fundación portuguesa, apoyada por los defensores de la candidatura de Sánchez Albornoz.

En la votación final, Sánchez Albornoz obtuvo 10 votos frente a los 3 de la fundación portuguesa. El jurado decidió reflejar en el acta que el acuerdo había sido adoptado por mayoría, y no por unanimidad como es habitual. El jurado que concedió el premio estuvo compuesto por 13 personas: Pedro de Silva y Faustino González Alcalde, presidente y consejero del Principado de Asturias, respectivamente; José Mario Armero, presidente de Europa Press; Jaime Campmany, columnista de Abc; Juan Luis Cebrián, director de EL PAIS; Antonio Garrigues y Díaz Cañabate, presidente de la Cadena SER; Manuel Martín Ferránd, director general de Antena 3; los filósofos Gustavo Bueno, Salvador Pániker y Xavier Rubert de Ventós; Francisco Pinto Balsemáo, ex primer ministro portugués; Pedro Rodríguez, subdirector de Tiempo, y Juan Tomás de Salas, editor del Grupo 16.

El premio fallado ayer es el primero de los seis que anualmente concede la Fundación Principado de Asturias. La entrega de los premios se efectuará en octubre, en Oviedo, con asistencia de los Reyes de España y del Príncipe de Asturias. En las tres ediciones anteriores, consiguieron el premio de Comunicación y Humanidades María Zambrano, Mario Bunge y el diario EL PAIS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de mayo de 1984

Más información

  • El historiador agradece al Rey un galardón que, según afirma, se merecía