Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maestro de una generación

El historiador, catedrático y político Claudio Sánchez Albornoz es reconocido como el mejor medievalista español y ha sido maestro de una generación de investigadores. Dos temas centrales caracterizan toda su obra: la España antes de la Reconquista, y la cultura islámica en la península. En este segundo campo, ha mantenido durante 40 años una polémica con Américo Castro.También ha tenido Sánchez Albornoz una amplia actividad política y llegó a ser ministro durante la Segunda República. Después vendría el exilio, en Argentina, donde prosiguió sus investigaciones. Cuando en 1976 Sánchez Albornoz volvió brevemente a España, lo hizo para declarar la necesidad de una mayor convivencia entre los españoles de la que él había conocido en su época de actividad política.

Sánchez Albornoz nació en Madrid el 7 de abril de 1893, el mismo día que su padre juraba como diputado a Cortes por Ávila. A los 25 años, en 1918, gana la cátedra de Historia de España en la Universidad de Barcelona y dos a ños más tarde la de Historia Antigua y Medieval de España, sucediendo así a su maestro Joaquín Hinojosa en la Complutense de Madrid.

Pocos años después, Sánchez Albornoz inicia sus actividades políticas. La admisión por el Rey Alfonso XIII de la dictadura de Primo de Rivera provoca que S ánchez Albornoz manifieste su adhesión a la causa republicana, a la que ha permanecido fiel a lo largo de toda su larga vida.

En Argentina Sánchez Albornoz se consagró por entero a la investigación. Fundó la revista Cuadernos de la Historia de España, punto de reunión para especialistas en los estudios medievalistas españoles. También a esta segunda etapa como investigador pertenecen sus obras fundamentales: Ruina y extinción del municipio romano en España e instituciones que la reemplazan (1943), La España musulmana según los autores islamitas y cristianos medievales (1946), y España, un enigma histórico (1956).

En 1959 Sánchez Albornoz fue nombrado presidente del Gobierno de la República en el exilio, cargo que ostenta hasta 1970. En 1975, como fruto de sus experiencias escribió -"con un pie en la sepultura", como él mismo dijoMi testimonio histórico-político, donde resume sus vida política.

Sánchez Albornoz, tras 39 años de exilio, regresó a Madrid el 23 de abril de 1976.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de mayo de 1984