Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere en Chile el nazi Walter Rauff, inventor de los 'camiones de la muerte'

Hermann Julius Walter Rauff, el ex coronel de las SS que inventó las cámaras de gas ambulantes, conocidas popularmente como los camiones de la muerte, en las que fueron ejecutados más de 200.000 judíos, falleció ayer en un hospital de Santiago, donde estaba siendo tratado dé un cáncer de pulmón incurable.Rauff tenía 77 años y residía en Chile desde 1958, en la localidad austral de Punta Arenas, donde era propietario de una importante fábrica de conservas de pescado. Los Gobiernos de Israel, Francia y Alemania Occidental pidieron repetidas veces la extradición de Rauff, sin éxito. La primera de estas demandas fue cursada por el juez titular de Hannover el 13 de marzo de 1961. El ex coronel nazi fue encarcelado a finales de 1962 en Chile, pero los tribunales dictaminaron que los delitos de Rauff habían prescrito según las leyes locales. En febrero de 1983, el régimen de Pinochet denegó otra demanda israelí con idénticas razones.

Walter Rauff, conocido como Hermann Rauff durante la guerra, ingresó en la Marina alemana en 1922 y llegó a ser el número tres de las SS durante el conflicto. Simon Wiesenthal, director del centro de documentación judío de Viena, le atribuye el invento de la cámara de gas ambulante, unos camiones preparados para que todos los gases de escape fueran vertidos en el interior del remolque.

Rauff terminó la guerra en Milán, en 1945. Prisionero de los británicos, según reconoció el Foreign Office el año pasado, consiguió escapar del campo de Rímini en 1946, con la ayuda de un sacerdote católico, que le escondió durante 18 meses en conventos controlados por el Vaticano, según manifestó en vida el propio evadido. Rauff trabajó en Damasco hasta que se trasladó a Ecuador en 1949, y en 1958 a Chile.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de mayo de 1984