Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decepción del bloque socialista por la falta de propuestas del Oeste en la Conferencia de Viena

La reanudación, ayer en Viena, de la conferencia para la reducción mutua y equilibrada de fuerzas en Europa (MBFR), no ha mejorado las perspectivas de relanzar el diálogo entre el Este y el Oeste, roto prácticamente por Moscú tras el comienzo del despligue de los misiles norteamericanos de alcance medio en el continente. Los países socialistas expresaron ayer su decepción, ya que "partían de la esperanza de que Occidente hubiera llevado a cabo una seria revisión de su postura". Un portavoz del Pacto de Varsovia sugirió incluso una nueva paralización de las conversaciones si la Alianza Atlántica no presenta próximamente una nueva propuesta.

Tras un paréntesis de tres meses, las expectativas sobre una posibilidad de desbloquear la Conferencia de Viena, que se prolonga ya desde hace más de 10 años con la práctica ausencia de resultados concretos, habían mejorado ante las informaciones publicadas en las últimas semanas por la Prensa norteamericana que anunciaban nuevas propuestas occidentales sobre los aspectos más conflictivos de la negociación, como son el recuento fiable del actual nivel de contingente de tropas en Europa y las medidas para verificar el proceso de reducción de los mismos.Si bien el portavoz occidental en la sesión de ayer, el embajador canadiense Thomas Hammond, reconoció ante los periodistas que actualmente se revisan en Bruselas los conceptos negociadores de la OTAN en esta conferencia, Occidente mantuvo los mismos postulados que antes de diciembre.

Un portavoz del Pacto de Varsovia sugirió, a la vista de la situación, incluso una nueva paralización de las conversaciones si la OTAN no presenta próximamente una nueva propuesta. "Esperaremos una propuesta occidental", dijo, "pero no eternamente. No podemos permitir que aquí se negocie simplemente por el hecho de negociar mientras Occidente utiliza las conversaciones como cortina de humo de su política de rearme".

Medidas de verificación

El bloque oriental espera la propuesta occidental antes de que acabe la presente ronda de sesiones, el próximo día 19 de abril; "si no, esto se convertiría en un simple intercambio de puntos de vista", arguyó su portavoz, el polaco Krizystof Stronczynski.

Del comunicado occidental, leído por Hammond no se deshecho de que en el texto no se haga mención de los datos y se insista en la importancia de la verificación puede ser interpretado como un indicio de que son ciertas las informaciones de la Prensa norteamericana, según las cuales Occidente podría renunciar a un recuento de las tropas del Pacto de Varsovia actualmente estacionadas en Europa a cambio de concesiones orientales en materia de verificación.

La discrepancia entre ambos bloques sobre el número de soldados que mantiene el Pacto de Varsovia en Europa -discrepancia que se esconde tras el eufemismo de los datos- es uno de los principales escollos de la Conferencia de Viena. Occidente estima que son 1.160.000 hombres y Moscú sólo admite 980.000.

Las medidas de verificación y creación de confianza son el otro obstáculo que bloquea el acercamiento de las posiciones. El portavoz occidental, el embajador canadiense Hammond, reiteró ayer que Occidente no puede aceptar la propuesta del Pacto de Varsovia, según la cual las medidas de verificación entrarían en vigor al finalizar el proceso de reducción de tropas. Occidente insiste en una verificación del propio proceso de reducción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de marzo de 1984

Más información

  • El Pacto de Varsovia advierte de la posibilidad de una retirada definitiva