Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA

El primer 'Atlas climático de España demuestra que nuestro país está habituado a la sequía

"El problema número uno en España es el agua. Pero la sequía, que parece que ha tomado carta de naturaleza en los últimos años, no supone ningún acontecimiento extraordinario; forma parte, casi desde siempre, de nuestro medio ambiente". Este análisis se desprende claramente del primer Atlas climático de España, según el meteorólogo Inocencio Font, director del equipo que lo ha elaborado. El atlas acaba de ser editado por el Instituto Nacional de Meteorología del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo.La obra, que ha llevado cuatro años de trabajo y otros muchos previos de preparación y recogida de materiales, se presenta no sólo corrio un instrumento de investigación científica para especialistas y estudiantes, sino que también puede tener una incidencia social y económica que deriva de la importanc¡a de la materia que recoge: los comportamientos y transformaciones del clima en España durante los años 31 a los 60.

En los planes de la sección de atlas del ministerio figuran, como de próxima ejecución, un atlas climático de, mayor envergadura de la Península Ibérica -España y Portugal- y otro tratamiento más extenso de los archipiélagos balear y canario.

"En la era que nos ha tocado vivir, que algunos han llamado de la información climatológica, no se puede hablar de desarrollo económico, industrial o incluso social si no se tiene un conocimiento ade cuado de la climatología ni de la hidrología. El desarrollo agrícola, la localización de las centrales tér micas o nucleares, la construcción de carreteras, aeropuertos, urba nizaciones e incluso campos de fútbol, son obras que no pueden emprenderse sin recurrir previa mente a la climatología", explica Inocencio Font.

Tras un recorrido por los 103 mapas del atlas sobre los fenómenos climáticos españoles, no existe una conclusión que arroje resultados uniformes para catalogar el clima de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de febrero de 1984