Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Todos con las truchas

Con ocasión de mis protestas en EL PAIS contra Riocasa, industria fabricante de Schweppes y contaminadora del río Cifuentes, el señor Antúnez publica una carta censurando mi actuación como piscicultor, en la que me responsabiliza de la desaparición de las truchas comunes del río Cifuentes y de algunos vagos desafueros.Creo que se trata de una equivocación del señor Antúnez, en cuya carta, llena de errores, no me siento aludido. Pero ya que, aun sin conocerme, cita mi nombre y el de Riocasa (no sé qué o quién le impulsa para terciar en mi polémica con tan influyente empresa), me parece conveniente contestarle.

No poseo "innumerables piscifactorías en Guadalajara, sino solamente dos pequeñas, que no son las que cita.

No he desplazado a la trucha común del río Cifuentes, puesto que no existía en la época en que se construyeron las primeras piscifactorías.

No tengo ninguna relación con las piscifactorías a las que acusa (Jalón, Fuente del Campillo).

No comprendo el motivo de un ataque tan confuso e injusto, que parece una maniobra de desprestigio personal contra quien lucha por defender a las truchas (las mías y las suyas, curiosamente) de la contaminación.

No puedo atribuirlo sino a un error, que estoy dispuesto a disculpar gustosamente, sin más satisfacción que ver publicadas estas líneas. /

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de febrero de 1984