ANDALUCÍA

100 ayuntamientos firman con la Junta un convenio para alfabetizar y educar a adultos

El consejero de Educación de la Junta de Andalucía, Manuel Gracia, y el alcalde de Almería, Santiago Martínez Cabrejas, en representación de los 100 ayuntamientos beneficiarios, han firmado en Sevilla, un convenio para la puesta en práctica de un programa de alfabetización y educación de adultos en esta comunidad autónoma. Andalucía tiene una tasa de analfabetismo que alcanza al 15,5% de su población, superior en ocho puntos a la media nacional.

El citado programa, anunciado por Rafael Escuredo durante el acto de clausura del Congreso del Andalucismo Histórico, en octubre de 1983, trata de hacer frente a una de las lacras sociales mayores que padece la región andaluza. Las ocho provincias andaluzas se encuentran entre las 12 españolas con más analfabetismo, siendo la media el doble que la española. Los principales sectores ciudadanos no alfabetizados son las mujeres de entre 45 y 60 años que viven en las zonas rurales y en los cinturones pobres de las grandes ciudades.La primera fase del programa, que entra en funcionamiento tras la firma del convenio, supone una inversión de 200 millones de pesetas y la contratación de 375 profesores destinados expresamente a las tareas alfabetizadoras. Los 100 ayuntamientos afectados se comprometen a seleccionar y contratar el personal, facilitar los locales y subvencionar sus gastos de mantenimiento además de colaborar con la Junta en la financiación de los cursos de Perfeccionamiento del profesorado. Las cotizaciones a la Seguridad Social del personal contratado corren a cargo del Gobierno andaluz y de los ayuntamientos.

El programa de alfabetización y educación permanente de adultos fue objeto de una viva polémica cuando el equipo coordinador inicial presentó su dimisión en bloque tras denunciar que el viceconsejero de Educación, Manuel Arenas, había falseado la fecha de entrada en el registro oficial de un escrito del Ayuntamiento de Huelva que solicitaba acogerse a los beneficios del programa. El escrito llegó fuera del plazo previsto y la actuación de Arenas fue considerada por los responsables del programa como una maniobra para ayudar al Ayuntamiento onubense.

Aunque el consejero defendió en todo momento la honorabilidad de su subordinado, Manuel Arenas terminó presentando su dimisión. Sin embargo, tanto el Ayuntamiento de Huelva como otros, gobernados por distintos partidos, que también concurrieron fuera de plazo, han sido admitidos por la Junta, ya que se tiene previsto realizar una segunda fase del programa alfabetizador para atender a todos los municipios solicitantes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS