_
_
_
_
_
ECOLOGÍA

Decreto para asegurar el aporte de agua al parque de Doñana

El parque nacional de Doñana, considerado como una de las principales reservas de aves migratorias del mundo, tendrá asegurado a partir de ahora el abastecimiento de los canales de agua necesaria para el mantenimiento de su ecosistema, según consta en un real decreto para la protección del parque que fue aprobado por el Consejo de Ministros del pasado miércoles, día 8.El real decreto recoge esencialmente un plan de regeneración hídrica para el coto de Doñana. Según este plan, denominado Solución Centro-Norte, se introducirán en el parque los caudales de agua necesarios mediante un canal que una el cauce del Brazo de la Torre, desde la playa de San Isidro de la zona entre diques, con el paño Guadimar. El agua deberá llegar al parque discurriendo por gravedad por el caño Guadimar. Además, deberán disponerse los mecanismos precisos para que, si fuera necesario, entrase por otros medios. Para algunos de los más altos responsables del Ministerio de Obras Públicas, este decreto supone una victoria de los ambientalistas sobre los desarrollistas, ya que prima los aspectos de la conservación de la naturaleza sobre los del desarrollo agrícola.

El real decreto reconoce también que Doñana tiene un preparque que debe ser respetado y limita considerablemente las zonas de expansión agraria. Por este motivo ha quedado seriamente afectado el plan Almonte-Marismas.

Se potenciará la acuicultura, se vigilará la contaminación de las aguas y tan sólo se permitirá en sus alrededores una zona de agriculturas blandas que no contaminen las aguas. El plan de regeneración hídrica de Doñana tampoco va a suponer, según las autoridades de Obras Públicas, la desecación de las zonas encharcadas. La Solución Centro-Norte fue propuesta por el patronato del parque.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_