_
_
_
_
_
Luto en el Kremlin

Margaret Thatcher mantendrá el deshielo con el bloque oriental

Soledad Gallego-Díaz

La muerte de Yuri Andropov llega precisamente en el momento en el que el Gobierno conservador británico, caracterizado por la dureza de sus declaraciones sobre el régimen soviético, había iniciado un ligero deshielo e intentaba promover una disminución en las tensiones Este-Oeste. La primera ministra, Margaret Thatcher, que acaba de regresar de Hungría, primer país del Este que ha visitado en sus casi cinco años de mandato, lamentó la muerte del líder soviético y aseguró que su pérdida será "ampliamente sentida". El ministro de Asuntos Exteriores, sir Geofrey Howe, estimó por su parte que un relevo en la dirección del Kremlin podía significar una oportunidad para mejorar las relaciones entre los bloques. "Quisiera que el futuro nuevo líder soviético sepa que nosotros continuamos comprometidos en la búsqueda de una mejora de relaciones", explicó.La Prensa británica especulaba ayer con la posibilidad de que la primera ministra acuda personalmente a los funerales por Andropov, como símbolo precisamente de esa nueva voluntad de diálogo de que hace gala su Gobierno. Su decisión dependerá, probablemente, de la actitud que adopten Estados Unidos y otros países europeos. Si decidiera finalmente acudir, supondría su primera visita a Moscú. Thatcher excusó su presencia en los funerales de Leonid Breznev y envió a su entonces ministro de Asuntos Exteriores, Francis Pym.

Portavoces de la oposición laborista han expresado ya su deseo de que la primera ministra se desplace a Moscú y aproveche su visita para establecer contactos en la cumbre y reiterar su nuevo espíritu dialogante.

Nadie en Londres se atreve a predecir el nombre del sucesor de Andropov, pero los analistas son casi unánimes en estimar que aunque su muerte abre un período de incertidumbre supone también el fin de una peligrosa etapa de parálisis. La larga enfermedad de Andropov, coincidiendo con la campaña electoral norteamericana, imposibilitaba por ambos lados movimientos decisorios o creíbles.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_