El Grupo Popular presenta en el Senado 4.160 enmiendas a la LODE, acción que el PSOE califica de "propagandística"

Fotografiándose orgullosamente junto a las siete cajas que las contenían, Juan de Arespacochaga y Luis Fernández Madrid, presidente y portavoz del Grupo Popular del Senado, presentaron ayer a la Prensa las 4.160 enmiendas de su grupo contra la ley orgánica del Derecho a la Educación (LODE). Representantes del PSOE han considerado esta acción como "propagandística", lo que vino a corroborar Arespacochaga: "Vamos a ver si de una vez llamamos la atención de que el Senado sirve para algo. Y si no sirve, que lo quiten", dijo. "No nos íbamos a llevar ningún disgusto", agregó Fernández Madrid.

Se trata del mayor número de enmiendas que jamás haya cosechado un proyecto de ley. El propio proyecto de la Constitución tuvo un total de 1.128 enmiendas, de las que llegaron al pleno 567, después de pasar por comisión. El debate del proyecto constitucional en el Pleno del Senado duró 10 días -del 25 de septiembre al 5 de octubre de 1978-, en jornadas de ocho horas.Las 4.160 enmiendas, con un peso total de aproximadamente cinco kilos, acapararán más de 3.000 páginas en el Boletín Oficial de las Cortes, y supondrán una importante cantidad de horas extraordinarias para el personal de la Cámara Alta, "a quien de entrada pedimos disculpas", dijeron miembros del Grupo Popular.

La ponencia que estudiará el proyecto se constituye el próximo lunes, y tendrá un máximo de 15 días para emitir su informe, tras lo cual se reunirá la comisión correspondiente, encargada de debatir una a una, las enmiendas, por un plazo máximo de 15 días antes de emitir dictamen. Como el plazo máximo que tiene la Cámara, según el reglamento, para debatir el proyecto es de dos meses -vence el 27 de marzo-, se calcula que el pleno en el que se debatirá el polémico proyecto de ley del derecho de educación no podrá celebrarse más tarde de mediados de ese mes.

Deportividad y ética

La imposibilidad reglamentaria de bloquear indefinidamente la ley en la Cámara Alta hace pensar a los medios socialistas que la presentación de tan abultado número de enmiendas -entre las que el propio Arespacochaga admite que "puede haber unas 1.000 que no sean tan brillantes"- es una "pura operación propagandística de fuegos y artificios para hacerse notar". "Nos lo tomaremos con deportividad y sentido del humor", agregó el portavoz socialista en el Senado, Juan José Laborda. "Ahora sustituyen la ética por el humor", replicaría después, a su vez, Arespacochaga.El propio presidente del Grupo Popular en la Cámara Alta admite que las enmiendas ahora presentadas no suponen grandes innovaciones con respecto a las ya debatidas, en noviembre y diciembre, en el Congreso de los Diputados: libertad de cátedra, libre elección de escuela y rechazo del consejo escolar acaparan, como ya ocurrió en el Congreso, el sentido de la mayor parte de las enmiendas de los senadores del grupo, que también han presentado una enmienda de veto y siguen afirmando la intención de interponer, en su día, un recurso previo de inconstitucionalidad.

"Queremos demostrar que la oposición sirve para algo más que para estar ahí mirando, como los conejos, esperando que les den entre las orejas", dijo Arespacochaga, contestando así a los cálculos socialistas según los cuales si no hubiera límite reglamentario de tiempo serían necesarios 30 días de pleno, a razón de 24 horas por día, para debatir el voluminoso paquete de enmiendas. "Rechazamos las acusaciones de filibusterismo" (dilatar los debates para evitar la pronta entrada en vigor de las leyes), agregó Fernández Madrid. No obstante, dijo que "además el filibusterismo es práctica corriente en los Parlamentos occidentales, aunque no tanto en los de más allá del telón de acero".

Finalmente, Arespacochaga aseguró que no le importaría "no ver aplicada nunca" una ley que, como la LODE, tiene carácter irreversible: "Yo, que he sido alumno de una escuela krausista", dijo el ex alcalde de Madrid, "tengo horror a la posibilidad de una autogestión en las escuelas".

Los socialistas, por su parte, informaron de que presentarán tan sólo 15 enmiendas al proyecto de ley, dirigidas fundamentalmente a reforzar el pacto ya diseñado en el Congreso con la Minoría Catalana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 10 de febrero de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50