Jaime Lusinchi propugna un pacto social entre los venezolanos

El nuevo presidente de Venezuela, el socialdemócrata Jaime Lusinchi, de 59 años de edad, pidió ayer a sus conciudadanos, al tomar posesión de su cargo, un esfuerzo conjunto para alcanzar un pacto social entre empresarios, trabajadores y el Estado que ayude a estabilizar la economía y a reactivar la producción.El jefe del Gobierno español, Felipe González, fue uno de los testigos de excepción de la llegada al poder de su correligionario venezolano y el gobernante más aplaudido por los asistentes al acto de investidura de Lusinchi.

Junto a él destacaban el secretarío de Estado norteamericano, George Shultz; el coordinador de la Junta de Gobierno de Nicaragua, Daniel Ortega, y los presidentes de Argentina, Panamá y Colombia.

Lusinchi prometió pagar, "hasta el último céntimo", la deuda externa, superior a los 30.000 millones de dólares. Página 3

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS