Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estalla una bomba en la sede de la vasca que preside Luis Olarra

A un total de cinco millones de pesetas ascienden los daños ocasionados por la explosión de una bomba, en la madrugada de ayer, en la sede central de la Confederación General de Empresarios de Vizcaya. En llamada a diversos medios informativos, el grupo Iraultza se ha responsabilizado de la colocación del artefacto, que responde según este grupo a la línea de activismo "anticapitalista y en contra de la patronal que preside Luis Olarra".La bomba, compuesta por un kilogramo de cloratita, que había sido colocada a la entrada de la sede de la confederación, ubicada en la calle de Rodríguez Arias, número 9, estalló a las 0.45 de la madrugada, produciendo daños materiales en vehículos y locales comerciales de la zona. La explosión ocurrió en el momento en que una dotación de la Policía Municipal acudía al lugar del atentado.

Fuentes de la Confederación General de Empresarios de Vizcaya han indicado que se trata del primer atentado dirigido contra la patronal vizcaína, desvinculada de la Confederación de Empresarios Vascos, que aglutina a la mayoría de empresas de Euskadi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de enero de 1984