Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amplia operación de búsqueda en Irlanda de secuestradores del IRA provisional

Unos 1.500 hombres de la policía y el Ejército de Irlanda, un centenar de ellos pertenecientes a la brigada antiterrorista, llevan a cabo desde el viernes por la noche la más amplia operación de busca y captura que ha conocido el país e intenta localizar a cuatro de los secuestradores del empresario inglés Don Tidey, liberado en las primeras horas de la tarde del viernes. El Gobierno ha hecho del caso Tidey una cuestión de interés nacional y trata de inflingir un serio revés al IRA (Ejército Republicano Irlandés).Según la policía es el IRA provisional el grupo que llevó a cabo el secuestro, hace 24 días. La liberación de Tidey estuvo marcada por intensos tiroteos, durante los cuales murieron un policía y un soldado. Dos de los secuestradores fueron capturados -uno de ellos es Joe McGirl, hijo del vicepresidente del Sinn Fein provisional, la rama política del IRA provisional-, mientras otros cuatro conseguían huir a través del monte, muy cerca de la frontera con el Ulster.

Según las informaciones proporcionadas por la policía, la liberación de Tidey -por cuya libertad se habían exigido cinco millones de libras (1.125 millones de pesetas)- se produjo tras un fuerte enfrentamiento armado entre los secuestradores y las fuerzas de seguridad. Fue en los primeros mos cuando uno de los secuestradores lanzó una granada, que fue la que provocó la muerte de un policía y un soldado. Después prosiguieron los disparos hasta que los secuestradores pudieron huir.

En su camino se toparon con otras fuerzas policiales reproduciéndose nuevamente los disparos. Entonces la policía logró detener a dos de los secuestradores, uno de ellos ligeramente herido.

La policía, que inició el interrogatorio de los detenidos inmediatamente después de su captura, pretende también confirmar la hipótesis de la relación entre el secuestro de Tidey y el robo del caballo de carreras Shergar.

El animal, valorado en 10 millones de libras (2.250 millones de pesetas) fue secuestrado el pasado 9 de febrero de un establo cerca de Dublín perteneciente al Agá Jan y no ha aparecido. Los cuatreros exigieron un rescate de dos millones de libras (450 millones de pesetas) por el caballo, cantidad que nunca fue entregada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de diciembre de 1983