Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Multitudinaria manifestación en Madrid para protestar por el proyecto de ley de Educación que debate el Congreso

Varios cientos de miles de personas (800.000, según los organizadores, y 250.000 en estimación de la Policía Municipal) se manifestaron ayer en Madrid para protestar contra el proyecto de ley orgánica reguladora del Derecho a la Educación (LODE), que se debate actualmente en el Congreso, de los Diputados. Bajo el frío y la lluvia, los restantes corearon repetidas consignas contra el titular del Ministerio de Educación, José María Maravall, y cuando llegaron al punto de destino, la puerta de Alcalá rezaron un padrenuestro por las víctimas de la discoteca Incendiada en Madrid.

La marcha fue organizada por la Coordinadora pro Libertad de Enseñanza, integrada por la Confederación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA); la patronal Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE); la Federación de Religiosos de la Enseñanza (FERE) y la Federación de Sindicatos Independientes de la Enseñanza (FSIE). Partió de la calle Felipe II, frente al Palacio de los Deportes, y discurrió por la calle de Alcalá hasta la plaza de la Independencia.A la cabeza de la manifestación portando una gran pancarta en la que se leía Libertad de enseñanza para todos. Pacto escolar- estaban la presidenta de CONCAPA, Carmen de Alvear; el presidente de la CECE, el agustino Angel Martínez Fuertes; el secretario general y el presidente de FERE, Santiago Martín y Aquilino Bocos, respectivamente, y el secretario de FSIE, Francisco Virseda. Tras ellos, marchaban el presidente del Partido Demócrata Popular (PDP), Óscar Alzaga, y el ex ministro José Luis Álvarez, de la directiva de este partido, así como el coordinador de Alianza Popular, Carlos Robles Piquer.

Entre los manifestantes podían verse gran número de niños, de colegios religiosos de Madrid y provincias, acompañados de sus profesores, familias enteras y monjas y curas.

Una buena parte de los manifestantes portaba pegatinas contrarias al aborto; otros esgrimían estandartes con el retrato de la Inmaculada Concepción, y unos últimos portaban pancartas con la leyenda El negocio es ser ministro, no maestro y Señor Maravall, cien veces no debo decir mentiras.

"Maravall, dimite"

Durante el recorrido, de más de un kilómetro, se gritó: "Maravall, cariño, ¿A dónde van tus niños?", "Maravall, payaso, la LODE es un fracaso"; "Maravall, dimite, y llévate a Felipe" y "Fu, fu, fu, la LODE a Moscú". Unos niños corearon "Maravall, no nos lodas".En el punto de destino, Carmen de Alvear, presidenta de CONCAPA, tras solicitar el rezo de un padrenuestro por las víctimas de la discoteca Alcalá 20, leyó un manifiesto suscrito por las entidades convocantes y dirigido al presidente del Gobierno, Felipe González ;

"Señor presidente", dijo, "aquí estamos muchos padres de familia y padres de alumnos, representan do a amplios sectores de la sociedad española, ejerciendo nuestro derecho a la participación que nos otorga la doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el Gobierno, que es así como se define a la democracia",

"Y estamos aquí", prosiguió, .porque está pendiente de su aprobación por el Congreso el proyecto de ley que, desde el punto de vista de los miles de padres reunidos, no respeta todos los derechos y libertades reconocidos en la Constitución. No queremos que se nos imponga la LODE tal y como está planteada, y aquí estamos para decírselo. Debe escucharnos, señor presidente, y atendernos, porque desde su alto puesto de servicio y responsabilidad tiene que comprender que no se debe imponer una ley tan ampliamente rechazada". Tras pedir que la subvención económica estatal a los centros privados "no puede entenderse nunca como una vía libre para limitar la libertad de enseñanza", Alvear dijo que no podían aceptar .el tipo de participación autogestionaria que se impone en los colegios, ni el conflicto que plantea la LODE entre la libertad de cátedra y entre el derecho de los padres a elegir el tipo de educación y el carácter propio del centro". Pidió a Felipe. González "que se comprometa en la consecución de un pacto escolar entre los partidos políticos que recoja las aspiraciones de los distintos grupos, sociales implicados en la tarea educativa".

Después de finalizar el acto, los manifestantes se agruparon de nuevo, esta vez frente al Ministerio de Educación, para gritar, entre otras cosas, "Felipe, Guerra, el cambio es una mierda". Entre ellos, silencioso, se encontraba óscar Alzaga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de diciembre de 1983

Más información

  • Organizada por la patronal de la enseñanza privada y las asociaciones de padres católicos