ARAGÓN

El Ayuntamiento de Zaragoza reclama el impuesto de circulación impagado por militares de EE UU

El Ayuntamiento de Zaragoza va a reclamar al Ministerio de Hacienda el importe del impuesto de circulación que, desde 1978 hasta primeros de 1983, han dejado de cotizar a las arcas municipales los estadounidenses de la base de utilización conjunta, y que puede suponer entre 40 y 42 millones de pesetas.

Según el nuevo tratado de cooperación hispano-norteamericana, los súbditos de Estados Unidos que prestan sus servicios en la base quedan exentos de dicho impuesto, lo cual, según manifestó el concejal de la comisión de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Zaragoza, Antonio González Triviño, "nos parece bien y lo acatamos, pero en ningún caso puede ir en detrimento de una corporación local". En el próximo pleno se presentará para su aprobación un dictamen por el que se anulan los recibos del impuesto de circulación a los americanos de la base, pero se solicita al Gobierno, a través del Ministerio de Hacienda, que haga efectivo el importe devengado desde 1978 hasta primeros de este año. A partir de este año, y por el nuevo acuerdo, los vehículos que los americanos compren en Zaragoza detraerán impuestos aquí, y los que traigan de -su país, no.El Ayuntamiento de Zaragoza ha intentado cobrar a los americanos de la base siguiendo paso a paso todos los trámites legales, según manifestó ayer a este periódico el concejal Antonio González: "Primero por la vía de pago voluntario, luego por la vía ejecutiva o de apremio, más adelante mediante el acuse de recibo y por último con un mandato judicial, los recaudadores municipales se han presentado en varias ocasiones para embargar, pero en la barrera de la base no les han dejado pasar". Así, cuantas veces se ha intentado, y "por un embargo no se van a jugar la vida", indicó el concejal de Hacienda, quien señaló que los centinelas no dejaban pasar de la barrera a los empleados municipales. En todos estos años no se ha recibido respuesta alguna; "de cuando en cuando, algún comandante nos enviaba una carta indicando que por el acuerdo hispano-norteamericano estaban exentos de tal impuesto, pero nada más".

Todos los grupos presentes en la comisión de Hacienda estuvieron de acuerdo en que el importe de estos recibos impagados debe cobrarse. Gonzalo Salas, portavoz del Grupo Popular, manifestaba que "si por el tratado los americanos están exentos, que ese impuesto vaya con cargo al Ministerio de Asuntos Exteriores o de Defensa, nunca con cargo al Ayuntamiento de Zaragoza. No hay que conceder favor a nadie".

De forma similar se manifestó un miembro del Partido Aragonés Regionalista, al indicar que "los señores americanos deben hacer frente a ese pago como cada hijo de vecino; sino ellos porque están exentos por el tratado, que pague el Ministerio de Hacienda o que éste lo exija directamente a Estados Unidos". Anuncié que su grupo votará a favor si el dictamen indica que hay que cobrar dicha deuda, y en contra de que se deje sin efecto, "máxime cuando el alcalde Sainz de Varanda, en la anterior corporación, que no contaba con mayoría y tenía que pactar, dijo que había que cobrar dicho impuesto".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción