Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Médico autor de abortos ingresa en prisión al pedirle el juez cinco millones de fianza

El médico valenciano Pedro Enguix, que se encontraba procesado y en libertad bajo fianza, como presunto autor de prácticas abortivas, ingresó ayer en prisión en virtud de un auto ampliatorio del procesamiento dictado por el titular del Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia, José Flors Matías. En el auto se rija una nueva fianza de cinco millones de pesetas para eludir la prisión, que no será satisfecha por carecer el médico de los recursos necesarios. Enguix fue conducido esposado a la cárcel Modelo de Valencia tiras haber prestado declaración en relación con el sumario y haber manifestado que durante los cinco últimos años practicó una media de dos o tres abortos semanales.

Coincidiendo con la declaración de Enguix y su traslado a prisión, un grupo de unas 300 personas, mujeres en su mayor parte, `se manifestó por la mañana ante el edificio de los juzgados de Valencia y fue disuelto varias veces con gran dureza por la Policía Nacional, cuyos miembros insultaron en alguna ocasión a las manifestantes y destruyeron una de las pancartas que portaban. El grupo, que llegó a cortar el tráfico, pedía a gritos la libertad del facultativo y lanzaba consignas como "Nosaltres parim, nosaltres decidim" ("Nosotras parimos, nosotras decidimos").Una fuente del Gobierno Civil de Valencia manifestó a EL PAIS que las fuerzas de seguridad no habían recibido instrucciones de actuar tan contundentemente, y se sorprendió al conocer que los policías habían llega(lo a destrozar una pancarta. Hubo también incidentes con los fotógrafos de Prensa, que cubrían la información, algunos de los cuales fueron zarandeados por policías nacionales. Se les pidió continuamente identificación y se intentó obstruir su cometido repetidamente, pese a que, antes del tumulto, algunos se habían acreditado.

Pedro Enguix, al que se imputaba en el sumario la autoría de tres delitos de causación de aborto que él niega, no rechazó el haber sido autor de prácticas abortivas en otros muchos casos. El médico, que es pionero en España en la práctica del parto sin violencia, una de cuyas modalidades es el parto en el agua, manifestó que es partidario de ¡que no se aborte, e intenta convencer de ello a muchas de las mujeres que acuden a él. No obstante, piensa que es la mujer quien tiene la última decisión y él se considera un ejecutor técnico.

El pasado 26 de septiembre, Josep-Lluís Albiñana, abogado de Enguix, presentó en el juzgado, en nombre: de su patrocinado, una lista con los nombres, las direcciones y el número de EINI de 2.779 mujeres que afirman haber abortado por propia decisión. Una parte importante de ellas lo hicieron bajo la dirección facultativa de Enguix.

Otros procesados

El médico volvió ayer a exponer ante el juez su concepción. de la maternidad responsable y su tesis de que la decisión sobre el parto o el aborto corresponde a la mujer. El auto que decreta su ingreso en prisión supone una ampliación del procesamiento en virtud de la cual pasa de la situación de libertad provisional en que se encontraba a la de prisión provisional comunicada. Albiñana manifestó a este periódico que se encontraba tranquilo por la coherencia que ha evidenciado su patrocinado, y que por el momento no deseaba hacer manifestaciones sobre el sumario.

Además de Enguix, se encuentran procesados el fisioterapeuta Jaime Carballo, por un presunto delito de cooperación al aborto, así como Concepción Díaz-Hellín Pérez, María Dolores Carmona Gil y Rosalía Paula Safont Marín, como responsables de un delito de aborto cada una. El sumario se inició en virtud de un atestado de la Guardia Civil.

El listado de nombres de mujeres presentado por el abogado respondía a una relación de fichas, firmadas por ellas, de las que se acompañaba una selección. Se presentó conjuntamente con un recurso de reforma contra el procesamiento del médico, en el que el abogado aludía a la eximente de estado de necesidad contemplada en una sentencia de la Audiencia Provincial de Vizcaya, dictada el 24 de marzo de 1982, con referencia a varias mujeres procesadas por delitos de aborto. Esta sentencia fue recientemente revocada por el Tribunal Supremo.

En el recurso se solicitaba que el juez llamase a declarar a las mujeres incluidas en la lista, con el fin de que comprobase si en cada uno de sus, casos concurría también el estado de necesidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de octubre de 1983

Más información

  • El ginecólogo valenciano Pedro Enguix practicó centenares de intervenciones