Crítica:Crítica
i

Fausto es Faustina El ansia.

Dirección: Tony Scott. Guión: Ivan Davis y Michael thomas, según la novela de Whidey Strieber. Fotografia: Stephen Goldblatt. Música: Michel Rubini. Inglesa, 1983. Local de estreno: Albéniz.

El mito dé la eterna juventud ha tenido numerosas versiones en la pantalla, inspiradas la mayoría de ellas en novelas de mayor o menor interés. La variante que ahora ofrece Tony Scott (a quien no hay que confundir con el director de Alien y Blade Runner), nos presenta a una mujer capaz de sobrevivir durante siglos y hasta de contagiar a sus amantes esa cualidad: sólo cuando ella les abandona encuentran la muerte. Es lo que le ocurre al amante con quien convive desde hace trescientos años: vemos cómo envejece con asombrosa rapidez, sintiéndose traicionado en la promesa de vivir eternamente. Los efectos de maquillaje que sufre Bowie en esta parte de la película son brillantes; coinciden con la capacidad sugeridora de las imágenes en las que se encuentra lo mejor del filme.El resto de la historia que propone Scott con el descubrimiento de un nuevo amor no tiene, en cambio, idéntica fuerza. 0 quizá sea que, según -avanza en la pantalla, El ansia no renueva sus expectativas, repitiéndose en el esquema. Aunque los bellos efectos fotográficos permanecen hasta el final, dejan de sorprender. Por otra parte, puede existir una cierta resistencia para concebir a Catherine Deneuve como la inquietante vampira, que exige el guión. Algunos otros filmes, como B"elle de jour, de Buñuel, padecían, a mi juicio, de idéntica limitación, aunque cierto es, sin embargo, que también son numerosos los espectadores que encuentran en el hieratismo de esta actriz un encanto erótico oculto. Cuestión de gusto, Un portante en este caso: la verosimilitud de la historia reside precisamente en aceptar tales su puestos misterios: no son reproches a sus condiciones interpretativas. Susan Sarandon, que le da la réplica en esta segunda parte de la película, aporta mayores sugerencias. El ansia es un filme insólito aplaudido en el festival de Cannes, donde fue fuera de concurso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 19 de octubre de 1983.