Concedida la nacionalidad española al escritor paraguavo Augusto Roa Bastos

El Gobierno español decidió ayer, en Consejo de Ministros, conceder la nacionalidad española al escritor paraguayo Augusto Roa Bastos, autor de la novela Yo, el Supremo.Roa Bastos, que en marzo de este año declaró a este periódico, con motivo de un coloquio celebrado en Madrid sobre La literatura española y el exilio, que se considera "un emigrante fracasado, un exiliado a quien le hubiera gustado tener su lugar de exilio en España", nació en Asunción (Paraguay) en 1917. Actualmente vive en el exilio en Toulouse (Francia).

Para el nuevo ciudadano español, autor de obras muy importantes de la literatura hispanoamericana como Hijo de hombre y El trueno de las hojas, "el exilio es un componente del proceso de liberación latinoamericana".

El exiliado, según Roa Bastos, tiene como uno de sus problemas principales "la dicotomía exilio interior-exilio exterior, y esto es importante analizarlo porque, continúa siendo la fuente de las principales corrientes literarias latinoamericanas. El exilio ha sido en algún sentido fermento de cultura en estos países".

Roa Bastos se exilió en 1947. Desde entonces ha recorrido el mundo desempeñando diversos oficios que no le han impedido proseguir su voluntad creadora.

La obra del escritor al que ahora le ha sido concedida la nacionalidad española es juzgada por él mismo como una respuest a a la historia. "Pienso que el que escribe dentro de determinadas tensiones de tipo histórico social no puede escapar a la Historia. La Historia siempre lo está gobernando sutilmente, por dentro". En el caso de Yo, el Supremo, "el que quiera buscar las analogías de la novela con la historia real las puede encontrar fácilmente. Porque justamente traté de que la fidelidad a los referentes históricos reales estuviera presente en la novela y que las transgresiones a esos referentes fueran evidentes, perceptibles a la lectura".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS